Cómo Reducir el Estrés en un Emprendimiento

El Estrés en un Emprendimiento

No sólo es posible reducir el estrés en un emprendimiento, sino que también esto nos ayudará a seguir adelante y a solucionar diferentes situaciones que vayan ocurriendo a lo largo del camino. Para que una idea, startup o negocio sea rentable, es preciso tener mucha confianza, persistencia y determinación.

Claro que cuando las cosas parecen no ir por el buen camino nos ponemos muy nerviosos, ansiosos y deprimidos. Sin embargo, es preciso que atravesemos estos obstáculos si es que queremos reforzar nuestras capacidades y tener la aptitud para solucionar cualquier problema que pueda ocurrir en el futuro.

Tips para reducir el estres que genera un emprendimiento. cómo reducir el estrés cuando estás al mando de un negocio propio

© Depositphotos.com/Kzenon

Imagen 1. Deshazte de las listas de pendientes; cuántas más cosas tengas que tachar en un listado, mayor serán los nervios y ansiedad.

Al reducir el estrés tendremos más claridad de pensamiento, más capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo para la empresa, contaremos con más energía para enfocarnos en lo que vale la pena, etc. Serás implacable en todo lo que te propongas y por ello marcarás la diferencia, consiguiendo el éxito en tu proyecto.

Tips para reducir el estrés ante un emprendimiento

Para poder eliminar los nervios al comenzar un negocio o emprendimiento, no dejes de echar un vistazo a los siguientes consejos:

1. Elimina los pendientes: "Tienes que confeccionar una lista con todas las tareas a realizar ese día, semana, mes, etc”. Esto es lo que se indica en los manuales para ser más efectivo en la jornada laboral. Sin embargo, para reducir el estrés cuando estás al mando de un emprendimiento, es preciso que no cumplas con este consejo, al menos para empezar. ¿Por qué?. Básicamente porque cuántas más cosas tengas que tachar en un listado, mayor serán los nervios y ansiedad.

Las listas de pendientes suelen crear una ilusión de prioridad y productividad, pero pueden ser negativas cuando recién se está comenzando con un negocio.

2. Libera a tu “pájaro mental”: Imagina que tienes un pequeño pájaro que continuamente está diciéndote lo que tienes que hacer, que estás llegando tarde, que ya es hora de entregar un presupuesto y aún no lo has terminado, etc. En realidad, es tu mente la que se encarga de este trabajo sucio.

Bien, no dejes que haga mella en tus capacidades y tus habilidades para afrontar los desafíos. Enfócate en lo que estás haciendo en ese momento y no dejes que el cerebro te manipule con recordatorios de cosas por hacer o que deberías haber hecho.

3. Olvídate por un momento de las metas: Si estás continuamente pensando en la manera de cumplir tus objetivos, será muy difícil que puedas reducir el estrés. Esto se debe a que, como se dijo antes, la mente nos puede jugar una mala pasada y ser tóxica. Esto no quiere decir que no tengas en cuenta tus metas, sin embargo, en el momento de hacer cierta tarea debes estar focalizado en esa acción en particular.

Se aprende más en el trayecto hacia un destino que en el destino en particular. Entonces, no camines como un caballo siguiendo la zanahoria, mejor también observa los costados de la carretera. Te darás cuenta que existen muchas cosas buenas a las que vale la pena prestar atención.

4. Fracasa: Aprender de los errores es una buena manera de salir airoso, saber que puedes equivocarte, que eres humano, que no todo puede salir perfecto o como queremos... todo ello sirve para consolidar una empresa. Un intento fallido, un descuido, un olvido o una mala decisión son acciones que te servirán para que tu emprendimiento funcione. Parece paradójico, pero no lo es en absoluto. Todo ello constituye la base de tu conocimiento y de cómo te manejas en un mundo donde nada está “servido en bandeja de plata”. Cuánto antes ingreses en el ciclo de prueba y error, más sencillo te será ser exitoso. Crea, innova, equivócate y aprende las lecciones que la vida y los negocios tienen para ti.

5. Haz ejercicio: Sin dudas es uno de los mejores métodos para reducir el estrés en un emprendimiento. El deporte o la actividad física te ayuda a liberar las tensiones, a eliminar todas las contracturas, a renovar las energías y a evitar algunas enfermedades relacionadas al sedentarismo, desde obesidad a ataques cardíacos. Con sólo media hora al día, tres veces a la semana, disfrutarás de muy buenos efectos en tu salud, dejando de lado el estrés y los nervios.

Encuentra un ejercicio que te encante, que no se convierta en una carga y que te haga feliz. No se trata de ir al gimnasio “a sufrir”, puedes hacer deporte con tus amigos, salir a caminar, ir en bicicleta a la oficina, etc.

Entonces, si estás al mando de un emprendimiento, para reducir el estrés sólo basta seguir estos simples consejos. Los resultados comenzarán a verse de inmediato. Tu proyecto tiene mucho potencial si tú lo permites y si estás preparado lo suficiente como para afrontar los retos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reducir el Estrés en un Emprendimiento, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social