Cómo ser tu propio handyman

¿Qué es un handyman?

El handyman, antiguamente llamado “el factótum”, es quien se encarga de “todo” en el hogar. Desde reparaciones hasta refacciones, colocación, instalación, y también un poco de diseño, creatividad y todo tipo de acciones tendientes a la mejora y al buen estado de las instalaciones.

El factótum es una suerte de plomero, gasista o gasfíter, electricista, carpintero, albañil, obrero, jardinero y techista, dejando todo en sus manos capacitadas y habilidosas. Por ello, el costo de contratación de un handyman suele ser un tanto elevado. Eso sí: cuando lo llamamos, sabemos que nuestro hogar quedará impecable.

Cómo ser handyman

Si eres habilidoso o si quieres entrenarte en estas útiles capacidades, puedes ser tu propio handyman. Así, puedes dar arreglo a las roturas y podrás también solucionar urgencias sin gastar dinero de más.

Pero no cualquier es handyman (en inglés, esta palabra designa a alguien habilidoso). Hay quienes tienen ya los conocimientos necesarios para llevar a cabo ciertas tareas del hogar, mientras que otros no saben siquiera cómo luce una llave francesa. Pero no es de preocuparse: puedes aprenderlo.

Las escuelas municipales y de oficios, y también muchas tiendas de construcción, ofrecen cursos gratuitos o por cuotas muy bajas, donde podrás aprender las bases y lo que necesitas saber sobre los oficios primarios de construcción, refacción y mantenimiento del hogar. Simplemente te puedes inscribir en estos cursos, y disponerte a aprender junto a los futuros profesionales, pero para tu propio beneficio. Al finalizar el curso, podrás aplicar la solicitud para obtener tu credencial. Quién sabe, quizás sea una futura fuente de trabajo.

También existe el milagro de Internet. Puedes navegar por horas, en el momento que quieras o necesites, y así podrás hallar respuestas a preguntas comunes, comentarios, o especificaciones para arreglos de todo tipo. Hallarás esta información acompañada de textos completos, fotografías útiles, y hasta videos de acceso público.

Finalmente, debes animarte. No hablamos de hacer las cosas sin saber (en especial cuando se trata de electricidad, agua o gas), pero sí debes animarte a aprender, buscar la información que necesites y, cuando te sientas animoso, ponte en práctica y pruébate a ti mismo que eres capaz de realizar cualquier refacción hogareña.

Verifica que lo has hecho bien

En tus primeras tareas del hogar, puedes hacer la refacción y luego llamar a un profesional para su revisión, en especial cuando se trata de conexiones de gas y electricidad. Aclara al técnico que se trata de un control, para que acuda con mayor y mejor disponibilidad, a sabiendas de que sólo le llevará un minuto. Cuando notes que tus trabajos están libres de fallas, puedes dejar de contratar este servicio. 

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Recursos e ideas para transformarte en un verdadero handyman, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social