Cómo recuperar y mantener los muebles de jardín

Muebles de jardín

Con la llegada de la primavera y los días templados comenzamos a disfrutar de nuestros jardines. Pasamos tardes o atardeceres allí, contando con la ventaja de tener muebles en impecables condiciones. ¿Cómo lo logramos? Fácil: dándoles un adecuado mantenimiento a lo largo del año.

Cuidados de los muebles de jardín

 Dependiendo del material de los muebles de jardín, debemos dar determinado cuidado y mantenimiento.

Muebles de plástico. Los muebles plásticos y de POVC deben ser cubiertos y protegidos durante el invierno, para evitar que el frío intenso los resquebraje. Podemos limpiarlos prolijamente, secarlos muy bien con trapos o papel absorbente, y guardarlos apilados, en alguna piecita del fondo o en un rincón donde no perturben la libre circulación. Recuerda cubrirlos con plástico para evitar la humedad, e incluso utiliza cartones desplegados para procurar que se mantengan sin fríos intensos.

Los muebles plásticos de jardín pueden ser limpiados con agua jabonosa, siempre que luego los enjuaguemos bien para eliminar restos de jabón. En lo posible, no los dejes durante días al rayo del sol directo, pues podrían quebrarse.

Muebles de madera. Los muebles de madera del jardín, en cambio, pueden sufrir por la humedad. Guárdalos bajo techo en invierno, y levántalos del césped para que no absorban la humedad del piso o del ambiente. Cuando comienza la temporada de calor, saca los muebles de su guarda y límpialos de manera adecuada. Ten en cuenta que el sol y el calor también pueden ser dañinos.

Lija los muebles de madera y aplícales un impermeabilizante para muebles de exterior, para poder disfrutarlos sin inconvenientes. Aplícales nuevo color en el proceso, si es lo que deseas para disfrutarlos como si fuesen nuevos año tras año.

Muebles de mimbre o esterillas. En el jardín también encontraremos muebles con esterillas, mimbres o fibras. Procura hidratarlos adecuadamente antes de volver a usarlos, para que no se resquebrajen, frotándolos con aceite de linaza. Luego, déjalos secar al aire, y repite la aplicación cuantas veces sea necesario.

Y, finalmente, disfruta de esos muebles, hasta que llegue el día de su deterioro (que, siguiendo estos consejos, ¡será dentro de muchísimos años!). Recuerda que la casa es para disfrutarla, los muebles para usarse, y la vida para vivirla. ¡Dales buen uso a tus muebles de jardín!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo recuperar y mantener los muebles de jardín, te sugerimos que visites nuestra sección Muebles.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social