Cómo Recuperar la Potencia de la Aspiradora

Cómo Recuperar el Poder de Succión de tu Aspiradora

Analizaste los catálogos y las ofertas, y diste en la tecla al comprar esa aspiradora fantástica, compacta y de gran poder de succión. Pero el tiempo ha pasado y hoy tu aspiradora no tiene la potencia suficiente siquiera para limpiar las migajas de pan de un mantel.

No te desanimes que todo tiene su práctica y económica solución. Aquí aprenderemos a reparar una aspiradora hogareña para devolverle su potencia original.

Analizar roturas de la aspiradora

Lo primero es analizar si el tubo de recolección, la escobilla de raspado o la bolsa y el filtro poseen roturas por las que pueda estar filtrándose el aire, o si tienen algún tipo de bloqueo. En este caso, cámbialos o repáralos según sea el caso.

Si luego del análisis no notas detalle alguno, prosigue con las siguientes técnicas, en orden y haciendo las pruebas necesarias en cada caso.

Limpiar la bolsa y el filtro de la aspiradora

La bolsa de recolección suele ser el principal problema por las que las aspiradoras pierden su potencia. Debes vaciarla regularmente, de hecho, lo mejor es limpiarla y sacudirla vigorosamente luego de cada uso. Si no lo has hecho antes, o si simplemente la has vaciado, entonces es probable que la suciedad aspirada y la del ambiente (sumado a la humedad del aire) hayan bloqueado las fibras del género.

La solución es sencilla: quita la bolsa, vacíala completamente y sacúdela con mucho ímpetu, golpeándola con un elemento duro. Luego, sumérgela en agua templada sin jabón ni limpiador, sino con un generoso chorro de vinagre blanco o de alcohol. Esto retirará la suciedad al tiempo que eliminará la grasa adherida. Incluso puedes lavarla en el lavarropas, o limpiar con agua a presión para completar la tarea.

Lo mismo sucede con el filtro, un género suave que recubre el sector que conecta el motor de succión con el sector de recolección. Debes limpiarlo regularmente, retirándolo y soplándolo con aire frío o caliente. En algunos modelos también permite el lavado, repitiendo los pasos mencionados anteriormente.

Revisar la correa de transmisión de la aspiradora

Suena como algo técnico y complicado, pero lo cierto es que es bastante sencillo. Puedes hacer el trabajo tú mismo, o llevar a un servicio técnico adecuado, solicitando la revisión y cambio de la correa de transmisión de la aspiradora. Esta es la que pone en acción al motor del artefacto, y su desgaste hace que el movimiento sea menor, con lo cual tendrá menos potencia.

Si pese a todas estas soluciones tu aspiradora sigue sin tener suficiente potencia de succión, entonces deber llevarla a un servicio técnico especializado para averiguar el daño y obtener un presupuesto de refacción. Si el costo del arreglo es igual o superior al de una aspiradora nueva, consulta la posibilidad de entregarla como parte del pago en el local de ventas, pues posee muchas partes y complementos que sirven para arreglar otros modelos.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Recuperar la Potencia de la Aspiradora, te sugerimos que visites nuestra sección Electrodomésticos.

Esta nota te fue útil?
32 valoraciones.
El 72% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social