Cómo Recuperar la Motivación en el Trabajo

¿Por qué se Pierde la Motivación en el Trabajo?

Hay veces que ciertas circunstancias de la vida provocan que dejes de ver tus objetivos claros y pienses en abandonar tus planes, renunciando a lo que te habías propuesto. Son situaciones difíciles, a veces inesperadas, que hacen que afloren tus miedos e inseguridades, que te dejes llevar por el desaliento, pierdas la motivación en el trabajo y te sientas perdido, sin rumbo.

¿Qué puedes hacer si te encuentras en una situación así? ¿Cómo puedes recuperar la motivación y seguir adelante con tus proyectos? Si estás dispuesto a poner de tu parte, a seguir adelante como sea, hay varias cosas que te pueden ayudar:

Consejos para recuperar la motivación en el trabajo

1. Acepta lo que es

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero es la realidad. La aceptación es un paso importante, saber que llegarán mejores momentos, que esto es un bache en tu vida. Resistirse al cambio sólo va a hacer que lo pases peor.

Una forma de empezar a aceptar las cosas es mostrar gratitud por lo que todavía tienes, por poco que sea. Piensa en tres cosas por las que puedes estar agradecido todos los días, incluso pequeñas cosas valen: un día bonito, tener para comer, el apoyo de tu familia, la sonrisa de un desconocido, seguro que puedes encontrar más de tres y que te ayudarán a recuperar la motivación.

2. Encuentra tiempo para hacer lo que te guste

TODOS los días para hacer algo que te guste. Aunque sólo sean 5 minutos, dedícalos a cuidarte. Sea lo que sea lo que te hace sentir bien: un rato al sol con un café, un buen libro, hacer ejercicio, darte un baño, jugar con tu hijo, rezar, lo que más te apetezca. Toma otra vez lápiz y papel y haz una lista con las cosas que te dan energía, que te hacen sentir bien y empieza hoy mismo.

3. Busca apoyo para motivarte

Es un hecho, las personas que se relacionan socialmente son más felices. Aunque ahora sólo te apetezca estar solo y encerrarte en casa, es justo lo contrario lo que te hará sentir mejor. Rodéate de gente que te quiera y que te ayude a pensar en el futuro, nada de víctimas ni pesimistas. Tu pareja, tu familia, tus mejores amigos, tu coach. Quien tú quieras, pero alguien.

4. Descansa y Reflexiona

En una época en la que todos vamos corriendo a todas partes, parar a recuperar la energía te vendrá muy bien. Ahora es un buen momento para pararte a pensar por dónde vas y qué es lo que quieres. Normalmente este tipo de situaciones hace que cambien tus prioridades, así que toma lápiz y papel (o siéntate al ordenador si lo prefieres) y empieza a apuntar todo lo que se te venga a la cabeza ante la pregunta: "¿qué quiero?". No lo que los demás quieren o creen que es mejor para ti, lo que tú quieres. Considéralo un tiempo de barbecho, para recuperar la motivación, recargar las pilas en el trabajo y volver a dar lo mejor de ti.

5. Revisa tus objetivos y proyectos actuales

¿Están en concordancia con lo que quieres? Recuerda que tus acciones y objetivos solo son útiles si te llevan a donde tú quieres ir. Por eso es importante que te tomes tiempo para decidir dónde quieres ir y en qué punto del camino estás.

6. Céntrate en el siguiente paso a dar

Muchas veces, cuando nos proponemos algo importante, nos agobiamos al ver todo lo que queda por hacer. Lo mejor es centrarse sólo en un paso, el que tienes que dar a continuación. Aunque siempre tengas en mente el destino final, centrarte en el siguiente paso a dar hará que te resulte más fácil avanzar, y ya se sabe, paso a paso.

7. Recuérdate siempre por qué quieres lograr tus proyectos

Visualiza el resultado final, guarda fotos o recortes de cosas que te motiven y te recuerden cual es tu objetivo. Una vez que tengas claro por qué tus proyectos son importantes para ti, el cómo no sera un problema sino un mero obstáculo. Además, el hecho de saber lo que quieres y qué pasos tienes que dar para conseguirlo es algo que te hará sentir motivado casi sin quererlo.

Hay que hacer hincapié en un detalle, todas estas sugerencias son aplicables si tú quieres poner de tu parte, si estás dispuesto a seguir adelante como sea. Sin embargo, en ningún caso pueden sustituir la opinión o tratamiento de un terapeuta.

Si no estás bien, si tu situación y desánimo son graves, consulta con un psicólogo o psiquiatra puesto que son profesionales que te pueden ayudar en los momentos más duros, cuando no tienes fuerzas para hacerlo por ti mismo.

Si estás dispuesto a seguir adelante, a poner de tu parte para completar tus proyectos, entonces anímate a probar estas sugerencias para recuperar la motivación en el trabajo.

Aida Baida Gil
Coach de la profesional
www.coachdelaprofesional.com

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Recuperar la Motivación en el Trabajo, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?
19 valoraciones.
El 74% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social