Cómo recuperar el gas de gaseosas y refrescos

Técnica para devolverle el gas a gaseosas y refrescos

Seguramente te ha pasado alguna vez: abriste una botella de refresco o de gaseosa y quedó destapada, o bien esperando en la nevera por mucho tiempo con mucho aire dentro, y cuando quieres volver a tomarla te encuentras con que ha perdido todo el gas. También puede que te haya pasado que metiste la botella de refresco al congelador, y la bebida se ha convertido en un gran bloque de hielo. Si lo dejas descongelar, notarás que se ha convertido en un jarabe sin nada de gas. Pero hay una forma sencilla de recuperar esta bebida, que sólo requiere de un poco de tiempo de espera, dependiendo del caso.

Cómo recuperar el gas de una gaseosa congelada

Para recuperar la bebida, sólo necesitas una botella de soda o agua carbonatada sin sabor. En el caso de una bebida gaseosa que se haya congelado, sólo debes retirarla del congelador y dejarla en la mesada que se descongele de a poco. Si ha perdido todo el gas, primero debes congelarla totalmente, y luego dejarla sobre la mesada para que se descongele del todo.

Conforme se vaya descongelando la bebida, verás que lo primero que se "desprende" es el agua, pues su punto de descongelamiento es diferente al del jarabe de base. Cuando se vaya descongelando el agua, ve eliminándola de la botella, vertiéndola por la batea. Irá quedando tan sólo el jarabe congelado, que es lo que nos interesa conservar.

Cuando en la botella sólo quede el jarabe, deja que se descongele del todo hasta que se vuelva líquido. Te recomendamos no beberlo, pues tendrá un sabor casi desagradable, demasiado concentrado y dulce. En cambio, le devolveremos el agua para su dilución y el gas, con un simple truco.

Con el jarabe ya descongelado, agrega soda o agua carbonatada sin sabor agregado, hasta recuperar el volumen de la bebida original o hasta donde consideres oportuno. Así, tendrás el jarabe diluido en agua nuevamente, suavizando su sabor, y con el agregado de las burbujas gaseosas que le dan ese toque refrescante y especial.

¿Qué bebidas pueden recuperar el gas?

Puedes recuperar el sabor de cualquier bebida gaseosa carbonatada (es decir, con burbujas), de cualquier sabor. De hecho, puedes agregar soda a cualquier líquido de sabor concentrado para convertirlo en gaseosa. Pero no te recomendamos hacerlo con alcoholes, pues el punto de congelación es mucho inferior y demorarías más, para obtener un producto bastante diferente del anterior.

También puedes hacer el intento con sidras y espumantes que se hayan congelado, para al menos poder disfrutarlos sin que se desperdicien del todo. Otra opción es probar esta técnica con cervezas desvanecidas o congeladas que, como dijimos, no tendrán tanto éxito como con las bebidas carbonatadas, pero sí podrás recuperarlas para cocinar y para mezclar con otros líquidos, en tragos especiales.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo recuperar el gas de gaseosas y refrescos, te sugerimos que visites nuestra sección Trucos.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social