Características del gato angora turco

A pesar de provenir de Rusia (donde adquirieron el hermoso pelaje para abrigarse del frío), los gatos angoras se hicieron famosos por ser el símbolo de la pureza en países del Oriente Medio.

A la hora de reconocer a un gato angora puro, es importante tomar en cuenta todas sus características, ya que en el mercado existen muchos estafadores que se aprovechan de los compradores ingenuos y confiados, vendiéndoles gatos mezclados o de una raza distinta.

El gato angora turco tiene el cuello delgado, y el hocico afilado que se funde en las mejillas de su pequeña cabeza. Tiene un perfil recto con una ligera curva, su mentón es redondeado y no existe ninguna diferencia de altura entre las mejillas y detrás de los bigotes (característica de muchas razas de estos felinos).

Es importante destacar la cola del gato angora turco, que tiene un leve parecido a una pluma, es de abundante pelaje, y sale gruesa desde el cuerpo del animal y termina en una punta muy fina. Asimismo, tiene las orejas largas y tiesas, ubicadas en la parte alta del cráneo con algunos mechones de pelo.

Ojos y comportamiento

El gato angora turco posee ojos grandes de forma ovalada y de muchos colores (ámbar azul, cobre, verde); su aspecto debe dar una impresión de proporción, ligereza y equilibrio.

Si escoges a un gatito de raza angora como mascota, te encontrarás con un animal enérgico, juguetón y muy cariñoso. Es una mascota que suele ser una buena compañía, calmada y silenciosa.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo reconocer a un gato angora turco, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

33 valoraciones. El 88% dice que es útil.