3 Ideas para Reciclar una Mesa

3 Ideas para Reciclar una mesa Fácil y Rápido

Si buscas ideas sobre cómo reciclar una mesa sin gastar de más, aquí te presentamos estas 3 opciones simples, reutilizando lo que ya tienes en casa o con materiales muy económicos. El resultado será una mesa de aspecto completamente nuevo, personalizada a tu gusto y de acuerdo a la decoración de tu hogar, y capaz de engañar hasta al ojo más experto. ¡Vamos a crear!

Bases para reciclar una mesa fácilmente

Para renovar una vieja mesa debes lijarla para quitarle pinturas y barnices anteriores, y rellenar grietas o faltantes con masilla para madera (mezcla de cola blanca y harina de madera, tonalizada en el color adecuado). Deja secar, y vuelve a lijar para lograr una superficie impecable para cualquier acabado. Para una pintura mucho mejor terminada, aplica una capa uniforme de fijador o sellador al agua, que cerrará los poros de la madera, la hidratará y evitará el uso abusivo de pinturas.

Decora una mesa con materiales reciclados. 3 ideas para renovar una vieja mesa.
Imagen 1. Reciclar una mesa puede ser el proyecto perfecto para compartir con tus hijos: ¡deja que ellos sean los artistas que la decoren!

Una vez seca esta base, aplica una a dos capas de pintura acrílica en el color deseado. Sobre ella podrás hacer trabajos de pintura decorativa, técnica de decoupage, técnica de patinado, decapado, inscrustaciones de elementos planos o lo que quieras, incluso aplicarle pintura de pizarrón para que tus hijos puedan dibujar sobre ella.

1. Reciclar la mesa con un dosel

Una buena manera de darle un aspecto diferente a esa mesa desgastada es colocándole un simple dosel. Mide el ancho, de pata a pata, por debajo de la tapa, tanto a lo largo como a lo ancho. Corta los listones del dosel: planos por arriba y los lados (ingleteados para un mejor encastre, o calculando el espesor para luego cerrarlos en cajón y fijar con enduido para lograr una unión pareja), y ondulados en el borde inferior, parecido a los vuelos del toldo de un viejo café o al dosel de una elegante cama.

Pinta las piezas siguiendo la misma técnica que la mesa o, mejor aún, coloca los listones de dosel en su sitio (fijándolos a las patas y por debajo de la tapa de la mesa) y luego sella y pinta toda la pieza, unificándola aún más.

¿Quieres economizar en el trabajo? Corta las piezas en corcho blanco (polyspan) y cúbrelo con una capa de papel periódico untado en cola. Te sorprenderá la resistencia que lograrás con eso, y hasta podrás hacer calados interesantes en tu dosel.

2. Renueva la mesa con una canaleta decorativa

También puedes renovar una vieja mesa rebajando los cantos de la tapa o creando una canaleta decorativa en la parte superior (usando un router, una fresadora manual o un cincel) y, con la misma herramienta, torneando las patas para unificar el aspecto. Luego, sella y pinta con la técnica que prefieras: se verá nueva, y podrás adaptar el diseño del rebajado a la decoración del sitio donde la lucirás. Puedes dejar las canaletas en profundidad o rellenarlas con resina y catalizador en el color que prefieras, simulando cristal incrustado, ¡muy elegante!

3. Pintura, el método más fácil para renovar una mesa

La manera más fácil de reciclar una mesa es sólo pintarla. Eso sí: luego del lijado, sellado y pintura de base, deja que tus hijos sean los artistas. Que pinten lo que quieran. Deja secar a la perfección  y protege con dos capas de barniz al agua, para preservar su obra de arte. Es una forma fácil de integrar una vieja mesa desgastada como un elemento nuevo en la habitación de los más chicos.

Ahora ya conoces 3 maneras simples de reciclar una mesa que tengas olvidada en el ático o en el sótano, ¡sólo falta que te pongas tu traje de manitas y dejes volar la imaginación!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Reciclar una Mesa Fácilmente, te sugerimos que visites nuestra sección Muebles.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social