Recetas para Ingerir Aloe Vera

El aloe vera es muy utilizado en remedios caseros, y en algunos casos tenemos que ingerirlo, pero, ¿cómo hacerlo? Aquí lo explicamos con algunas recetas.

Recetas para Ingerir Aloe Vera

Cómo Incluir el Aloe Vera en Nuestra Dieta

El aloe vera es reconocido por tener muchas propiedades beneficiosas, para curar y prevenir distintas afecciones. Podemos ingerir aloe vera (uso interno), para curar males gastrointestinales, regular la tensión arterial, para la piel, etc. Primero tenemos que procesar la hoja y luego optar por alguna de estas recetas.

Recetas para ingerir aloe vera y aprovechar sus propiedades. Cómo consumir aloe vera. beneficios del consumo de aloe vera
El aloe vera es reconocido por tener muchas propiedades beneficiosas, para curar y prevenir distintas afecciones

© Depositphotos.com/joannawnuk

Cómo procesar la hoja de aloe vera

Después de cortar la hoja del Aloe Vera tenemos que limpiarla y quitarle las espinas. Luego, procedemos a quitar la corteza con un pelapapas y enjuagamos con agua para retirar el líquido amarillo que se encuentra entre la corteza y la pulpa. Este liquido tiene un sabor amargo y un efecto purgante, por lo cual es recomendable quitarlo y dejar solo la pulpa que es transparente.

Recetas para ingerir aloe vera

La más sencilla de todas, aunque para algunas personas puede ser desagradable por la consistencia gelatinosa del aloe vera, es ingerir la pulpa directamente. De todos modos, hay otras formas más elaboradas y sabrosas.

Aloe vera en jugos: En este caso, molemos la pulpa del aloe vera en una licuadora y la mezclamos con un jugo de cualquier fruta o un poco de miel. Útil para aliviar problemas gastrointestinales.

Infusión con aloe vera: Aquí utilizaremos el polvo de aloe vera, simplemente colocamos una cucharadita en agua caliente para preparar una infusión. Es muy útil para quienes se marean en barco, autobus, etc.

Cómo preparar polvo de aloe vera

Una vez que tenemos la pulpa, extraemos todo su jugo presionándola y ayudándonos de un colador o similar. Luego, dejamos secar el resto de la pulpa al sol hasta que se convierta en un polvo blanco que se deshace con facilidad con los dedos. Conservaremos este polvo en la heladera en una bolsa o recipiente cerrado.

Nota: No es recomendable que mujeres embarazadas y en período de lactancia consuman aloe vera. Por cualquier duda,  consultar con tu médico.

"Después de cortar la hoja del Aloe Vera, debemos limpiarla y quitarle las espinas antes de ingerir."

'

"Podemos ingerir Aloe Vera para curar males gastrointestinales, regular la tensión arterial, para la piel, etc."