Recetas para cocinar un pavo

Consejos para cocinar un pavo

Hay algunas técnicas simples que te ayudarán a cocinar un pavo al horno, sea cual fuere la receta elegida.

Por ejemplo, para un pavo relleno debes calcular 300 a 400 gramos de relleno por cada kilogramo, ya eviscerado y limpio. Luego de rellenar, brida las patas atándolas con hilo de algodón, y cubre los extremos de las patas y alas con papel de aluminio, para evitar que se tuesten en la prolongada cocción.

Para lograr una piel dorada y crocante, unta el pavo con mantequilla o aceite, mientras que si quieres una carne más jugosa, inyecta zumo fresco de toronja, limón o mantequilla derretida y tibia con una jeringuilla.

Para asegurar una cocción completa, la temperatura del pavo debe llegar a los 80°C, cocido sobre una rejilla que permita la circulación completa del aire caliente. Puedes medirla pinchando un termómetro de cocina en la parte más gruesa del muslo, la de más lenta cocción. Ten en cuenta que en un pavo de 8 kilogramos, el tiempo de horno equivale a unas 4 a 4 horas y media, mientras que uno de 13 kilos será de hasta 6 horas y media.

Receta de pavo relleno a la francesa

Ya limpio y eviscerado, frota el pavo con sal por dentro y por fuera. Coloca en una olla grande y cubre con agua fría, para dejarlo en  remojo durante unas 12 horas, de preferencia en el refrigerador.

Retira el pavo del agua y enjuaga, para luego escurrir y embadurnar su piel con mantequilla.

Ve precalentando el horno a 175°C, mientras colocas el pavo con la pechuga hacia abajo y sobre una rejilla. Rellénalo con una mezcla de una cebolla cortada en tiras, dos zanahorias rebanadas, dos ramas de apio cortadas en cubos, una rama de tomillo y unas hojas de laurel.

Brida y acomoda para cocinar, colocando la misma cantidad de vegetales por encima y alrededor del pavo. Rocía luego con vino blanco en cantidad suficiente y hornea descubierto, volteando a mitad de cocción.

Receta de pavo a la cubana

Luego de preparar el ave, rellénalo con una mezcla de 3 cabezas de ajo peladas y picadas (o cortadas en rebanadas), una cucharada de pimienta negra molida, una cucharada de comino, una más de orégano seco y sal al gusto.

Agrega zumo de limón y buena cantidad de vino blanco seco, tanto a la mezcla como al pavo. A mitad de cocción, rocía con el zumo de dos naranjas maduras, y termina de dorar para servir bien caliente.

¿Qué hacer con las sobras del pavo?

Si al día siguiente tienes buena cantidad de pavo sobrante, aprovéchalo cortando en lonjas para hacer deliciosos sándwiches de pan integral y salsa de mostaza, o crepas calientes de pavo y salsa de champiñones.
También puedes comerlo frío, en ensalada de hojas verdes, apios y crema de leche salpimentada como aderezo.

Si deseas leer más artículos similares a Recetas para cocinar un pavo, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

6 valoraciones. El 50% dice que es útil.