Recetas de Productos de Limpieza Caseros

Recetas para hacer Limpiadores Caseros

Hacer tus productos de limpieza caseros puede ser una gran idea si buscas alejarte de los químicos peligrosos de los limpiadores comerciales, ¡pero también para reducir los gastos de tu hogar! Se hacen con ingredientes fáciles de conseguir, mucho más seguros para tu piel, y lograrás productos con un asombroso poder de higiene para casi cualquier superficie.

Toma nota de estas ideas, y crea tus propios limpiadores caseros para que tu hogar tenga belleza y también más salud.

5 productos de limpieza caseros

Prepara estas alternativas para reemplazar tus limpiadores comerciales, y haz que cada centímetro de tu hogar brille y tenga más salud:

Limpiador casero para vidrios, cristales y espejos: Para que tus vidrios, cristales y espejos queden siempre impecables, sin manchas ni rayas, pon en una botella plástica con atomizador (pulverizador) 1 cucharada de fécula de maíz, disuélvela agregando ½ taza de vinagre blanco, ¼ taza de alcohol medicinal, y el resto de la capacidad de la botella con agua (1 y 1/2 a 2 tazas), de preferencia desmineralizada. Agita antes de cada uso. Rocía sobre los vidrios y espejos, deja actuar por 1 a 3 minutos, y termina repasando con un paño suave que no deje pelusas, o con papel de cocina.

Recetas de productos de limpieza caseros. Cómo preparar tus propios productos de limpieza. Limpiadores caseros para todo el hogar

© Depositphotos.com/Syda_Productions

Imagen 1. Haz tu propio limpiador de cristales, y protege el espejo del sanitario con un genial rocío anti niebla.

Rocio antiniebla: Para que los vidrios dejen de empañarse, mezcla una taza de agua muy  caliente con una cucharada de vinagre. Deja enfriar, envasa en una botella con pulverizador, y usa esta solución para limpiar los vidrios del sanitario y crear una película que repele la condensación.

Limpiador casero para el baño: Para dejar la bañera, la caja de la ducha y los sanitarios impecables no necesitas usar un limpiador comercial agresivo y peligroso, sino usar este genial limpiador casero. Mezcla en un contenedor 1 taza de sales de Epsom, ½ taza de bicarbonato de sodio y ¼ taza de detergente para la vajilla concentrado. Remueve bien, y aplica en las zonas más difíciles para dejar actuar unos 5 a 10 minutos. Enjuaga con un paño húmedo en agua o en una mezcla de agua y alcohol.

También, crea tu propio limpiador de sanitarios y cerámicos mezclando partes iguales de agua destilada y vinagre blanco, agrega unas 5 a 10 gotas de tu aceite esencial favorito para dar fragancia, y usa con paños limpios dejando las superficies limpias y desinfectadas.

Limpiador para el sanitario y el lavadero: Estas zonas merecen un limpiador especial, en consideración al vapor, la humedad y los residuos de los limpiadores que suelen depositarse en ellas. Prepáralo mezclando en partes iguales detergente para la vajilla, vinagre blanco y agua, dentro de una botella con atomizador. Rocía en las superficies, deja actuar por 3 a 5 minutos, y enjuaga con un paño embebido en agua.

Producto casero para eliminar el moho: Si notas problemas de humedad, haz un eliminador de moho mezclando en una botella con atomizador, ½ taza de agua destilada o desmineralizada con ½ taza de vinagre blanco, y agrega unas 15 a 20 gotas de aceite de árbol de té. Agita bien, rocía sobre el moho y deja actuar por 5 a 10 minutos. Aclara con papel absorbente, y repite a diario hasta que el problema desaparezca.

2 Limpiadores caseros desinfectantes

Además de usar estos limpiadores caseros, recuerda dar el toque final de salud en tus ambientes con estas dos ideas:

Aerosol desinfectante casero: Los aerosoles y sprays caseros funcionan igual que los comerciales, salvo que están libres de químicos peligrosos y, en cambio, se rocían por medio de pulverización mecánica. Haz tu propio sanitizante de ambientes mezclando en una botella con pulverizador, 3 tazas de agua caliente con ½ a 1 taza de vinagre blanco. Agrega 5 gotas de aceite esencial de limón, 5 gotas de aceite esencial de eucalipto, y otras 5 gotas de aceite esencial de árbol de té. Agita suavemente antes de cada uso, y rocía las superficies sin necesidad de enjuagar o limpiar luego.

Desinfectante para zonas difíciles: La cocina y el sanitario no sólo deben limpiarse, sino también desinfectarse con regularidad. Para hacer la tarea más fácil, mezcla ½ taza de bicarbonato de sodio con ¼ taza de jabón de Castilla rallado (o jabón base rallado), incorpora ¼ taza de peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), luego de incorporar, añade 1 taza de agua bien caliente, y por último ¼ de taza de vinagre blanco. Puedes agregar 5 gotas de aceite esencial de limón, para dar fragancia y más salud. Mezcla bien y, una vez que el burbujeo se haya detenido, envasa en una botella con pico vertedor. Usa este preparado para desinfectar las zonas más difíciles de la cocina, el sanitario, el cambiador y otras.

Como siempre decimos, la salud comienza por una sana alimentación y una buena higiene, tanto de tu ser como también de tus ambientes. Salvo que presentaras alergias o sensibilidades específicas, estos limpiadores caseros son mucho más gentiles para toda la familia que sus contrapartes comerciales, y le darán encanto, buen aroma, y mucha salud a todos tus espacios. Sólo sigue estas recetas y prepara limpiadores caseros, personalizados a tu gusto, y por sólo unas pocas monedas.

Si deseas leer más artículos similares a Recetas de Productos de Limpieza Caseros, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social