Recetas con Semillas de Amaranto

6 Recetas con Semillas de Amaranto

Hoy te proponemos poner manos a la cocina, y preparar estas deliciosas recetas con semillas de amaranto para platos principales, entrantes, aperitivos, para la merienda o cualquier ocasión, y así aprovechar el potencial y el altísimo valor nutricional de estas pequeñas bombas de salud.

Lo primero a saber es que el amaranto es un alimento especial para quienes tienen sensibilidad al gluten, enfermedad celíaca o diabetes. Por eso, si alguien en tu familia tiene estas enfermedades o si quieres reducir la inflamación luego de ciertas comidas cargadas de harinas y almidones, reemplaza los granos y legumbres por semillas de amaranto.

Semillas de amaranto en recetas con arroz

Sustituye el arroz por estas semillas en risottos, platos con carnes, en panificados, en tus pilafs y hasta en las sopas. Para prepararlas, lávalas en varias aguas, escurre y colócalas en una olla adecuada con agua segura (3 tazas de líquido por cada una de semillas), entrecierra la tapa (es decir, no cubras totalmente) y cocina en fuego moderado por unos 20 minutos, hasta que toda o la gran mayoría del agua se absorba y las semillas queden esponjosas.

Tips para cocinar con amaranto. Platos salados y dulces con semillas de amaranto. Preparación de recetas con semillas de amaranto

© Depositphotos.com/charlotteLake

Imagen 1. Mejora todas tus recetas con semillas de amaranto: sopas, ensaladas, fritos, panificados, bollos y lo que imagines

Tabuleh de amaranto

También puedes cambiar y mejorar las ensaladas. Prepara un delicioso cuscús con amaranto, o prueba con este genial tabuleh liviano con amaranto que no te provocará inflamación.

Deja en remojo semillas lavadas, y cocínalas en tres veces su peso en agua segura por 20 minutos. Déjalas enfriar. Aparte, cocina media taza de garbanzos doblemente pelados por 25 minutos en agua hirviendo, y deja enfriar. Mezcla ambos y agrega un pepino pelado y cortado en cubos, un puñadito de hojas de menta fresca picadas, sal marina y jugo fresco de limón.

Zapallitos con amaranto

Un platillo liviano que puedes servir caliente, tibio o frío y en cualquier comida, son los zapallitos (calabacitas) rellenos con semillas de amaranto.

Corta las calabazas por la mitad a lo largo (usa el tipo de zapallito que quieras) y ásalos en el horno a temperatura moderada, lo suficiente para que apenas se ablanden. En un bol, mezcla 2 huevos, 100 gramos de semillas de amaranto tostadas, 50 gramos de semillas de chía, 50 gramos de avena, sal marina al gusto, y una cucharada de queso rallado bajo en grasas. Rellena con esta mezcla las calabacitas y termina de cocinar en el horno hasta que notes que comienzan a dorarse.

Receta de berenjenas con amaranto

Puedes preparar deliciosas recetas con semillas de amaranto usando los vegetales que tienes en la nevera, por ejemplo, estas sabrosas berenjenas saludables.

Pincha dos berenjenas grandes y firmes y cocínalas en el horno o al vapor, hasta que se ablanden apenas. Corta por la mitad a lo largo y practica varios cortes en la carne, para crear espacio al jalar de los lados.
Rellena estos cortes con una mezcla de una taza de amaranto hervido, unos granos de maíz cocido, una cebolla picada finamente y especias al gusto, como albahaca, tomillo u orégano. Agrega sal marina y pimienta negra al gusto, y termina de cocinar en el horno. Repite esta receta también en carnes y sobre pastas.

Pastel de semillas de amaranto

Para la hora del postre, prepara un delicioso pastel de amaranto.

En un bol, bate con energía una cucharada de mantequilla derretida, dos yemas de huevo y 2 a 3 cucharadas de miel natural. Cuando se haga una consistencia cremosa, agrega media taza de semillas de amaranto cocidas y escurridas,  media taza de harina de espelta (o la harina que prefieras, como de almendras o avena molida), una cucharadita de polvo de hornear, y 2 claras de huevo batidas a punto nieve. Agrega la leche que prefieras en cantidad suficiente para lograr una pasta cremosa y firme, que verterás en un molde engrasado y enharinado. Cocina en horno bajo-moderado por 25 a 30 minutos, o hasta que lo notes firme y algo dorado.

Galletas de chía y amaranto

Por último, sorprende en la merienda con saludables galletas de chía y amaranto.

Mezcla en un bol, ¼ de taza de semillas de chía, ¼ de taza de semillas de amaranto y 1 lata (unos 200 cc) de leche condensada, de la que puedas consumir. Ya bien mezcladas, agrega 1 huevo, 2 cucharadas de aceite vegetal y una cucharadita de esencia de vainilla, y después ve incorporando de a poco ½ taza de harina (la que puedas consumir) y una cucharadita de polvo de hornear. Puedes salar al gusto.

Forma una masa que puedas estirar con el palote, corta las galletas y colócalas en una placa apenas engrasada. Cocina en horno moderado hasta que las notes secas y doradas, y deja enfriar antes de desmoldar.

Estas son sólo algunas de las tantas recetas con semillas de amaranto que puedes preparar, cualquier día y para cualquier ocasión. ¡Una explosión de sabor y salud en tu cocina!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Recetas con Semillas de Amaranto, te sugerimos que visites nuestra sección Verduras, Granos y Legumbres.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social