Recetas con Carne Molida

¿Qué Hacer con Carne Molida?

Conoce algunas fabulosas recetas con carne molida, para tener una saludable dosis de proteínas en todas las comidas que quieras, agregando un toque extra de sabor, cuerpo y hasta cambiando su presentación.

Hay infinidad de platillos posibles, ¡y son todos deliciosos!. Aquí te contamos nuestras ideas favoritas para saber qué hacer con carne molida, a diario si quisieras.

¿Qué carne utilizar?

Cuando hablamos de carne molida o picada, normalmente nos referimos a carne roja (res y novillo), pero también puedes usar la de cerdo, búfalo, de aves como pavo o pollo, hasta de pescados, de cordero, conejo, etc.

Recuerda que al contener una mayor superficie expuesta debes cocinarla a la perfección, para asegurarte de eliminar las amenazas que se ubican en las partes externas. Sólo con verificar que no queden partes rosadas o crudas estarás más que seguro.

8 ideas para hacer con carne molida. Recetas para preparar con carne picada. Ideas para aprovechar la carne molida. Comidas con carne picada

© Depositphotos.com/anclave

Imagen 1. Entre las recetas con carne molida clásicas encontramos las hamburguesas. ¡Si son caseras serán más saludables!.

Este alimento se ofrece normalmente en distintas variedades, a partir del corte de carne del cual provienen (que modifica su textura), y también de su contenido de grasas. Aunque la conocida como "especial", “Premium” o “tartar” suele considerarse la mejor, lo cierto es que las que tienen mayores contenidos grasos pueden integrarse fácilmente, permitiendo modelar hamburguesas y albóndigas, por ejemplo, sin la necesidad de agregar otras fuentes de grasa (como huevos o mantequilla).

Elige la carne que se vea fresca, que no tenga olor, y cuyo contenido de grasas sea sólo el necesario para el platillo que quieras hacer. Recuerda pedirla a partir de cortes específicos, si fuera lo que necesitas, o pícala en casa utilizando una moledora de manija (sinfín).

8 recetas con carne molida

Aunque las opciones son muchas, estas son algunas de las recetas con carne picada que más se disfrutan:

1. Albóndigas: Una manera fácil de hacer albóndigas es amasar carne con las manos, junto con cebolla bien picada, ajo picado, hierbas, especias, sal y pimienta al gusto. Si necesitara más cuerpo añade pan rallado, avena o harina, y si no se uniera (por ejemplo, si la carne fuera muy magra) agrega una clara, una yema o un huevo entero.
Amasa muy bien, modela bolitas del tamaño que quieras, y cocina friendo en aceite para dorar por todos sus lados. Finaliza la cocción en el horno, o dentro de una rica salsa.

2. Salsa Bolognesa: La salsa “boloñesa” es un clásico que necesita carne picada para su elaboración. Agrégala cruda para cocinarla junto con la salsa de tomate, o sofríela en mantequilla o en aceite de oliva (con sal y pimienta al gusto) para incorporar después.

3. Hamburguesas: Pon en un bol carne molida, ajo picado, cebolla de verdeo picada (sólo la parte blanca), orégano seco, ají y pimentón. Amasa para integrar todo muy bien, y estira sobre la mesa para cortar con un molde, o modela bolas grandes y aplástalas para convertirlas en discos. Cocina en una plancha caliente por ambos lados, verificando que no queden partes rosadas al centro.

4. Milanesas rellenas: Esta es una receta con carne molida fenomenal. Pon en la mesa un poco de papel film, encima la carne ya salpimentada y condimentada, y aplánala con la palma de la mano para hacer una base compacta. Divide en dos tramos iguales, cortando con un cuchillo tanto la carne como el papel film de abajo.
Ahora, divide imaginariamente en las porciones que vayas a hacer en una de las partes, y pon al centro de cada porción el relleno a elección (unas lonjas de jamón y queso van de lujo). Pon la otra parte de la carne por encima, presionando bien para fijar. Corta las porciones y lleva a la nevera por unos 10 minutos. Luego pasa por huevo batido, después por rebozador o pan rallado, y finalmente fríe u hornea hasta que las veas doradas por ambos lados.

5. Pan de carne: Pon la carne sobre una placa de silicona o un poco de papel film de cocina, y aplánala para hacer una suerte de base compacta y pareja. Agrega sal, pimienta, hierbas y especias al gusto. Coloca el relleno que quieras darle (huevos cocidos, jamón, queso, tomates por la mitad, vegetales, etc.) y enrolla presionando para no dejar aire dentro.
Cuando hayas modelado un tubo compacto, envuelve en papel de aluminio o pon dentro de un molde alto de tamaño adecuado. Cubre con aluminio para cocinar, agregando vino blanco cada tanto para hacer una cocción sabrosa y liviana.

6. Relleno: Quizás lo conozcas como “carbonada”, “picadillo” u otros nombres. Es el relleno que se utiliza para empanadas o para el pastel de carne. Para hacerlo, rehoga cebolla picada en aceite, grasa o mantequilla, agrégale ajo picado y luego la carne molida, para sofreírla. Pon sal, pimienta y condimentos o hierbas al gusto, y remueve hasta que notes la carne bien cocida, sin partes rosadas ni cúmulos grandes. Deja entibiar antes de usar en rellenos de empanadas, canelones, pasteles, tartas saladas o lo que quieras.

7. Rollitos de carne: Cocina la carne molida sofriéndola en mantequilla, y agregando sal y pimienta. Añade hierbas o especias a tu gusto. Esparce la preparación sobre discos de masas para tacos y quesadillas (ya cocidas), y pon una barra de queso en un extremo. Enrolla presionando, y coloca en un plato para rociar con aceite de oliva y queso rallado. Gratina en el horno o sirve como están, como un tentempié.

8. Vegetales rellenos: La carne picada puede ser el acompañamiento genial para hacer vegetales rellenos. Parte un pimiento por la mitad a lo alto, quita las semillas y nervaduras, y agrega sal y pimienta al gusto. Rellena con carne mezclada con cebolla picada, salpimentada, condimentada y queso rallado. Casca un huevo por encima, y lleva al horno hasta que el huevo se haya cocido. Repite esta receta sobre zapallos, calabacines, berenjenas u otros.

Estas son sólo algunas de nuestras favoritas, pero tú puedes adaptar los condimentos, las formas y los tiempos de cocción a tu gusto. Recuerda que al poseer una mayor superficie de contacto, la carne picada no se debe consumir jugosa, al punto ni tampoco rosada, sino siempre bien cocida.

Con estas ideas tienes suficiente variedad para saber qué hacer con carne molida, en platos fáciles, deliciosos, y muy versátiles.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Recetas con Carne Molida, te sugerimos que visites nuestra sección Carnes Rojas.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social