Cómo realizar una Poda de Formación

Cómo realizar una poda de formación

Si dejamos a un árbol o planta crecer sin control, con ramas dispuestas a su antojo, seguramente tomará una forma muy diferente a la que deseamos, con un aspecto salvaje y descuidado.

Los objetivos de la poda de formación son:

-    Que la copa del árbol se encuentre a una determinada altura del suelo (para no entorpecer el paso).

-    Lograr una disposición sólida de las ramas alrededor del tronco.

-    Otorgar formas artificiales: cónicas, de pirámide, tallado, etc. Estas formas artificiales, necesitan una mayor poda de mantenimiento que las naturales.

Las formas mas comunes que podemos encontrar en árboles ornamentales son la redonda, las de columna ancha, la triangular o la de base plana con copa redonda, por nombrar algunas

Ahora veremos con más detalles cada uno de los fines de la poda de formación.

Copa a cierta altura del suelo

Esta poda comienza a realizarse desde el mismo momento de la plantación y se continúa durante los primeros años.

Si el árbol posee una guía bien desarrollada y sin ramas verticales que la acechen, se la puede dejar que continúe creciendo hacia arriba. Si notamos que otra rama está por quítale su supremacía hay que rebajarla en una tercera parte o quitarla totalmente. Si por algún motivo la guía se rompiese, sustituirla por otra rama cercana atándola a la vertical.

También hay que ir eliminando las ramas mas bajas a la altura de la copa deseada. Nunca hay que retirar más de 1,50 cm de ramas alrededor del tronco de una vez, porque se debe mantener un volumen de ramas para que no falten hojas productoras de savia que engorden ramas y troncos.

Disposición de las ramas

Cuando ya tenemos el tronco formado con la copa a la altura deseada, ponemos manos a la obra para seleccionar las ramas que constituirán el armazón de las ramas principales.

Para ello hay que optar por las ramas que estén mejor dispuesta alrededor del tronco y escalonadas entre sí y que no salgan varias ramas desde el mismo punto o una encima de la otra, ya que estas ramas son menos resistentes.

Tampoco hay que dejar que se forman ramas muy gordas en ángulo con la guía principal, ya que corren el riesgo de romperse en ese punto.

Si alguna de las ramas principales es muy vigorosa, conviene despuntarla para equilibrar su tamaño con las demás.

Sobre estas ramas principales se deben seleccionar con el paso de los años las ramas secundaria siguiendo los mismos principios, es decir escalonadas entre si.

Para finalizar, cuando se busca una forma artificial (pirámide, redonda, etc.), se procede de la misma forma que la poda de formación.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo realizar una Poda de Formación, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
11 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social