Rápido alivio para síntomas cotidianos

Soluciones simples para malestares repentinos

A veces el cuerpo nos juega una mala pasada, y sentimos cosas que no se relacionan a un mal que padezcamos o que logremos reconocer. Se trata de síntomas que se vinculan a variadas condiciones que, una vez reconocidas, puedes solucionar con simples trucos caseros.

¿Qué hacer si la nariz sangra?

El sangrado de la nariz puede deberse a numerosas condiciones. Tener una angustia grande, haber estado al sol por un lapso prolongado, haber sufrido de un golpe, o condiciones de salud más severas. Por eso, debemos asegurarnos de consultar pronto con un médico si el hecho se repite.

Para evitarlo, o al menos prevenirlos, asegúrate de tomar suficiente vitamina C (por ejemplo, comiendo cítricos a diario) y zinc (carnes rojas, hígado, ostras y cereales fortificados, entre otros). Evita la exposición solar prolongada y mantén la cabeza protegida del sol al hacerlo. Para controlar una hemorragia nasal, procura tapar la nariz con un algodón embebido en agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) y presionar el tabique nasal.

Aliviar la tos de los resfriados

La tos y los resfríos van de la mano. Lo mejor es dejar que el cuerpo siga su tendencia natural, es decir, permitir que haya tos y estornudos libremente para ayudar a eliminar los enemigos que nos provocan estos males. Asegúrate de limpiar la nariz con pañuelos descartables varias veces al día, y puedes aliviar estos síntomas sin interrumpir las funciones naturales del organismo, bebiendo media taza de agua caliente o tibia con una cucharada de miel y una cucharada de zumo de limón, de dos a tres veces por día.

Prevenir calambres musculares

Los calambres en los músculos pueden deberse a una mala alimentación, particularmente una carencia de minerales como el potasio. Para prevenirlos, debes consumir suficientes frutas y vegetales frescos a diario, al igual que lácteos ricos en calcio (se dice que una banana al día evita cualquier calambre).

En lo que respecta a los calambres femeninos propios del SPM, la dieta balanceada será suficiente. En casos severos, puedes tomar dos a tres veces por día una taza de una infusión simple de canela endulzada con miel.

Evitar la deshidratación durante la diarrea

Cuando sufrimos de una diarrea, el cuerpo puede quedar a merced de la deshidratación. Es importante consumir suficientes líquidos, en especial para reponer las sales minerales que se pierden durante estos desagradables episodios. Consume bebidas comerciales ricas en minerales (como las deportivas) o preparar jugos caseros con el de dos naranjas, un limón, una cucharada de azúcar y una cucharadita de sal junto a un litro de agua.

Bebe esto a lo largo del día durante todos los días que sufras de diarrea, para aliviar la sed y prevenir la deshidratación.

Cómo aliviar la fiebre

Cuando no tenemos una enfermedad o condición evidente, debemos prestar atención a los episodios febriles. La presencia de fiebre nos habla de un organismo combatiendo algún mal, como una infección viral u otra, aunque también a la necesidad de restablecerse de una prolongada exposición al sol.

Para aliviar la fiebre sin recurrir a medicamentos, prueba con una infusión de un puñado de pasas de uva y una cucharada de jengibre fresco, pelado y rallado, hervido en 200 cc de agua, hasta reducir a un cuarto del volumen. Filtra, deja entibiar, y bebe una o dos veces por día.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Rápido alivio para síntomas cotidianos, te sugerimos que visites nuestra sección Trastornos y malestares.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social