Trucos para Quitar Manchas en Alfombras y Tapizados

Consejos para Quitar Manchas en Alfombras y Tapizados

Llevamos en manos miles de objetos y uno, el único con restos de pintura, de maquillaje, de comida o de bebida, se nos cae sobre la alfombra, otrora impecable. O quizás pisamos aceite de motor en la cochera al bajarnos del coche, y cuando vamos tan relajados a descansar al sofá, descubrimos que hemos dejado allí una desagradable y negruzca huella.

Las manchas en las alfombras, tapizados y hasta cortinas parecen llegar para quedarse, pero ya no más con estos trucos de limpieza. Léelos, apréndelos, y tenlos en mente para tu próximo día de aseo.

Quita la suciedad de la alfombra rápidamente

Sea lo que sea que haya caído a tus tapizados y alfombras, debes comenzar a limpiarlo de inmediato para minimizar el daño. Retira las partes sólidas con las manos, sin embadurnarlas y empeorar la marca con un cepillo. Luego, coloca toallas de papel absorbente sobre las manchas, presionándolas apenas, para quitar la mayor cantidad de líquidos posible. Repite tantas veces como sea necesario, volteando y moviendo el papel hasta que ya no absorba más humedad.

Después, necesitarás absorber la humedad remanente, la que las toallas de papel no logran capturar. Espolvorea por encima de la mancha sal fina de mesa, almidón o fécula de maíz, o el todopoderoso bicarbonato de sodio. Presiona apenas con la yema de tu dedo, haz pequeños movimientos circulares si quieres, y deja que absorba por unos 15 a 20 minutos, 30 si puedes. Pasado este tiempo, aspira con la aspiradora (si no tienes, retira con una palita y un cepillo de cerdas sintéticas y flexibles) y analiza la situación.

Limpiador casero para manchas de alfombras y tapizados

La sal, la fécula, el almidón y el bicarbonato, o bien la tiza en polvo, el talco y casi cualquier polvillo blanco son capaces de absorber cualquier resto de humedad, ya sea de base acuosa u oleosa. Pero a veces los tejidos y fibras las atrapan, y quedan allí manchas que los polvos son incapaces de retirar. Es allí cuando aplicaremos el siguiente líquido de limpieza casero.

Prepáralo de antemano y tenlo siempre listo para usar, en un frasco plástico o de vidrio con tapa de cierre hermético para evitar que se evapore el contenido.

Mezcla allí dentro 1/2 cucharada de detergente concentrado y 1/2 cucharada de vinagre blanco de alcohol. Revuelve despacio para no producir espuma, y agrega una taza de agua tibia o cálida, para favorecer la integración. Una vez mezclados, aplica directamente sobre la mancha de la alfombra o del tapizado, y frota suavemente con una esponja o un paño limpio y blanco (o de microfibra, que no destiña).

Haz una presión suave y, si quieres, movimientos circulares. Deja actuar unos minutos mientras presionas, y luego absorbe parte del líquido con toallas de papel absorbente para analizar si necesitas volver a aplicar una o dos veces más. Cuando ya esté listo, enjuaga con una esponja, agua fría, y toallas de papel para secar el excedente, y disfruta de tu alfombra sin rastro de manchas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo quitar manchas en alfombras y tapizados, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social