Cómo Quitar Malos Olores en Invierno

Cómo Eliminar los Malos Olores en Invierno

Quitar malos olores en invierno ya no supone tener que ventilar por horas la casa, dejándola helada y malgastando billete tras billete en sistemas de calefacción que luego botamos –literalmente- por la ventana. Puedes aplicar estos útiles tips para renovar los aires de cada estancia del hogar, sin utilizar productos químicos peligrosos y potencialmente tóxicos.

Ventilar sí, congelar no

De nada sirve tener la calefacción encendida todo el día si, al ventilar, abres puertas y ventanas y dejas salir todo ese calor que costó tanto tiempo y dinero lograr. Para quitar malos olores en invierno necesitas ventilar y renovar el aire, pero haciéndolo de un modo estratégico.

La mejor manera es abrir ventanas en horas de la mañana, después del desayuno y cuando los niños ya salieron a la escuela. El sol ya habrá asomado, el aire se habrá templado, y podrás ventilar para luego cerrar las aberturas, y volver a calefaccionar en el resto del día. Contrariamente, si ventilas por la tarde, ya no tendrás tiempo suficiente de recuperar el calorcito para la hora de ir a dormir.

Claves para eliminar el mal aroma dentro del hogar en invierno. Cómo evitar el mal olor del invierno. Tips para ventilar y quitar el olor a encierro

© Depositphotos.com/ArenaCreative

Imagen 1. No dejes calzado sucio, trapos húmedos ni ceniceros llenos en los espacios, harán más difícil quitar malos olores cuando hagas la limpieza.

Eliminar olores de alcantarillas

Las cloacas, alcantarillas y desagües son unas de las principales fuentes de malos olores en invierno. Debes asegurarte de mantenerlas destapadas, libres de hojas, cabellos, raíces y otras suciedades, aplicando una vez por mes productos naturales para destapar cañerías (como bicarbonato de sodio y vinagre, o un muy popular refresco de cola, capaz de desintegrar residuos remanentes en las alcantarillas y coladeras).

Procura mantener tapados los elementos que posean estas conexiones, como rejillas de piso, el váter (la poceta, el inodoro) u otros.

Quitar olor a encierro en el invierno

En la estación fría solemos mantener cerrados los espacios, para que el interior del hogar sea cálido y acogedor. Pero esto también nos deja con uno de los peores y más temidos olores de invierno. Ventilar a primera hora de la mañana ayudará mucho en este asunto.

También debes evitar dejar humedad en los ambientes (el paño de la cocina, una toalla en el sanitario, la ropa que se mojo en el recibidor), colocar deshumidificadores y purificadores de aire en los ambientes más cerrados o en la sala familiar, y procurar vaciar cestos de basura y ceniceros regularmente, para que no contaminen el aire.

Quitar malos olores en invierno sin usar químicos agresivos

Es fundamental analizar qué tipo de mal aroma del invierno es el que quieres quitar, para aplicar la solución más efectiva. Por ejemplo, quienes usan calefacción a leños (como un hogar o una salamandra de hierro) conocen el olor ahumado que deja en el aire, como a carbón, hollín y cenizas.

En este caso, una buena idea es verificar que el hogar o la estufa a leña tenga una chimenea por donde el aire caliente, cargado de cenizas, pueda salir de casa. Aumenta el diámetro si lo crees necesario, y asegúrate de que esté bien sellada para impedir fugas de humo hacia el interior del hogar. Por la noche, antes de ir a dormir, coloca platos de agua con hielo o grandes esponjas embebidas en agua muy fría para que absorban el mal olor, y ventila a primera hora de la mañana.

Uno de los más habituales malos olores en invierno es el de la comida, a frituras y grasas del horno. Nuevamente: verifica que el extractor de aire de la cocina funcione en buena capacidad, y úsalo regularmente al cocinar y mientras comen, para que retire los olores remanentes en el aire. Para quitar los aromas a pescado, a residuos de cocina y a aceite, bastará con limpiar las superficies con un paño embebido en vinagre blanco de alcohol, y hacer hervir por unos 10 minutos un cazo con tres tazas de agua del grifo y una taza de vinagre, o de jugo y cáscaras de limón.

Ventila por la mañana, evita que queden telas o elementos húmedos en los espacios, y vacía los cestos de basura, ceniceros, calzados sucios y otros depósitos similares para evitar la acumulación de los aromas desagradables. Evitar los malos olores en invierno es posible, y sólo requiere de un poco de dedicación cada día.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Quitar Malos Olores en Invierno, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social