Cómo Quemar Grasas con Ejercicios Cardiovasculares

El Objetivo de los Ejercicios Cardiovasculares

Uno de los motivos prioritarios que ponen en acción a las masas a realizar ejercicios, en particular aeróbicos o cardiovasculares, es quemar grasas, recuperar la figura, tonificar y modelar, haciendo de nuestro cuerpo una verdadera escultura.

Aquí aprenderemos sobre los detalles, el por qué, y algunas curiosidades de los ejercicios cardiovasculares para quemar grasas y lograr una bella figura.

El objetivo que perseguimos es lo primero que debemos observar. La elección no sólo de la rutina y constancia, sino del tipo de ejercicio en general, dependerá de lo que queramos lograr con su práctica, ya sea tonificar, esculpir, o también quemar algunos kilos de más.

El ejercicio cardiovascular es ideal para perder peso y lograr una bella figura, siempre y cuando se lo acompañe de una correcta nutrición e hidratación, y con una mentalidad dispuesta a esforzarse y conseguir los beneficios en determinados períodos de tiempo. Ningún ejercicio o dieta son mágicos: si quieres lograr un cuerpo estilizado, debes trabajar para ello.

Tipos de ejercicios cardiovasculares

Básicamente, hay dos tipos de ejercicios cardiovasculares: los de alta intensidad, y los de alta intensidad por intervalos de tiempo. Si bien los nombres pueden ser confusos, hay una explicación sencilla: todo ejercicio cardiovascular es, de algún modo, de alta intensidad. Por otro lado, tenemos otro tipo: el de los cardiovasculares en reposo o regulares.

Se denomina a los ejercicios de alta intensidad a los que se desarrollan en períodos de tiempo prolongados: el baile aeróbico o la gimnasia aeróbica son claros ejemplos de ello.

Por otro lado, los de alta intensidad por intervalos de tiempo son los que se realizan con gran impacto y esfuerzo en cortos períodos de tiempo, generalmente no mayores a 60 segundos, como la práctica de golpes a la bolsa o punching ball.

Para tener efectividad en este tipo de ejercitación, debes realizar intervalos de esfuerzo e intervalos de reposo, en menor o igual extensión, y en 3 a 5 repeticiones en general, pues es esta combinación de esfuerzo y reposo lo que ayuda a quemar grasas.

A mayor intensidad, más efectividad

Hay ejercicios que, en su naturaleza, son considerados cardiovasculares, pero no poseen la más alta efectividad para quemar grasas, a menos que los realices de un modo particular: elevando la exigencia corporal en la práctica. Por ejemplo, pasar 30 minutos caminando en la cinta puede ser una actividad saludable, pero si en verdad quieres convertirla en algo de alta intensidad, debes caminar, por ejemplo, sólo diez minutos en una cinta a mayor velocidad, quizás con algún grado de inclinación; e incluso lograrás otro tipo de resultados si corres 10 segundos en una cinta a 10° de inclinación.

Lo importante es recordar el objetivo del entrenamiento. Si bien el esfuerzo es lo que hace que los ejercicios cardiovasculares sean ideales para quemar grasas, debes recordar nunca exigir demasiado a tu cuerpo, pues podrías causar lesiones. Acompaña a tu entrenamiento con una correcta nutrición, incluyendo la ingesta de carbohidratos y proteínas, pues debes reponer la energía gastada para que tu organismo se sienta con vitalidad y, al mismo tiempo, estarás eliminando las grasas almacenadas en todas las zonas de tu cuerpo.

Respira lenta y profundamente al ejercitarte, y mantente hidratado antes, durante y después del ejercicio, para ayudar a tu cuerpo a eliminar las toxinas y grasas de las que te estarás librando de manera tan eficaz.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Quemar Grasas con Ejercicios Cardiovasculares, te sugerimos que visites nuestra sección Ejercicios.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 73% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social