¿Qué son los quistes de mamas?

¿Qué son los quistes?

Los quistes son pequeñas bolsas llenas de líquidos de diferentes consistencias. Cuando hablamos de quistes mamarios, nos referimos a estos sacos que se ubican en torno a las glándulas mamarias y en la zona pectoral.
Pero contrariamente al temor que elevan en el común de las personas, los quistes mamarios pueden ser completamente inofensivos y, en caso contrario, su detección temprana es fundamental.

Cómo detectar de un quiste de mamas

La forma más común de detectar un quiste mamario es con la percepción táctil en el autoexamen de mamas. Debajo de la piel, estos quistes se perciben como bolas o bultos de diferentes tamaños, bastante diferentes al tacto del tejido normal. Pueden ser de lo más diversos, desde el tamaño de arvejas hasta grandes bolsas de dimensiones considerables, pudiendo incluso abultar la piel y ser notorios a simple vista.

El dolor en las mamas es otro síntoma asociado, pues habitualmente los quistes presionan el músculo o las glándulas de la zona. Cuando se hace leve presión, los quistes podrían identificarse por señales simples de dolor o por molestias. Estos síntomas suelen presentar mejoras si se hacen cambios leves en la alimentación, como detener el consumo de cafeína y de alimentos dulces y grasos, aunque esto varía en cada caso.

Una vez percibidos los quistes, se procede a la consulta médica. El profesional puede hacer un examen táctil primero, para luego (generalmente) proceder a una técnica de diagnóstico por imagen. La ecografía (ultrasonografía) es el mejor método de detección y diagnóstico de los quistes mamarios, debido a su consistencia.

Tipos de quistes mamarios

Los quistes pueden ser clasificados como simples o complejos, siendo los primeros en general benignos, presentándose como sacos de líquido propios del cuerpo. Por su parte, los complejos se identifican en la ecografía con una consistencia similar a los tejidos, y requieren de un análisis más profundo para su identificación como tumoral o canceroso. Para ello, la técnica habitualmente utilizada es la aspiración por aguja: se inserta una delgada aguja en el quiste, se extrae una porción de su contenido y se procede a biopsia, para una diagnosis definitiva.

Tratamiento de los quistes de mamas

Los quistes mamarios son muy habituales hoy en día, presentándose (a veces sin conocimiento) hasta en el 85% de las mujeres. En la gran mayoría de los casos se trata de quistes simples, benignos, que no presentan más que molestia.

Si bien pueden crecer con el tiempo y se debe llevar un control anual o semestral, normalmente se procede a un tratamiento bastante sencillo para quitarlos. La toma de píldoras anticonceptivas o suplementos hormonales es la más habitual, junto al uso tópico de cremas y geles con hormonas que los disuelven de manera natural.

En casos extremos (con biopsia confirmando malignidad o por dimensiones llamativas) se puede aspirar el quiste por completo (succionarlo con agujas), o bien extirparlo con medios quirúrgicos, aunque este recurso es reservado para casos de gravedad.

En general, el tratamiento óptimo es su disolución por ingesta o uso de productos con carga hormonal.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué son los quistes de mamas?, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social