Instalar Piscinas de Material o Piscinas de Fibra?

Si disponemos de un jardín o pequeño terreno, es casi indispensable plantearnos la colocación de una pequeña (o grande) piscina que podremos disfrutar cuando queramos, además de hacer un deporte que nunca viene mal.

Pero aquí surge la duda sobre el tipo de piscina a instalar, por lo que analizaremos en esta nota las posibilidades con que contamos y así poder escoger la de mejor calidad y que nos dure por muchos años.

Existen una gran variedad de modelos y materiales para fabricar piscinas, pero nosotros nos vamos a centrar en los dos sistemas más eficientes y duraderos, que son las piscinas de material u obra y las piscinas de fibra, de forma que vamos a analizarlas y ayudar así en la elección de un tipo u otro.

Piscinas de fibra de vidrio

Las piscinas de fibra de vidrio están formadas por un material noble difícilmente deformable con los efectos de las temperaturas, además de que cuenta con una flexibilidad que impide, en cierta medida, la rotura por rigidez, lo que le confiere una resistencia y durabilidad amplias.

Por otra parte, su mantenimiento es sencillo, ya que al ser normalmente lisas, existe menos probabilidad de que se formen hongos y algas cuando no mantenemos una limpieza óptima y equilibrada.

El precio de las piscinas de fibra es más económico que el de las piscinas de obra, ya que la mayoría vienen prefabricadas. Además, su instalación es más rápida; en menos de una semana ya pueden estar totalmente instaladas.

Piscinas de material

Las piscinas de material u obra ofrecen un mejor aspecto para la decoración, ya que permiten un amplio abanico de posibilidades que no ofrecen las piscinas de fibra. Además, la sensación visual es mucho más profesional que en el caso de las de fibra, y facilitan la creatividad, ya que al tratarse de una obra, se pueden instalar todos los accesorios que se consideren oportunos, como cataratas, fuentes, formas geométricas distintas, generador de olas, etc.

Una de las contras en relación con las piscinas de fibra es que necesitan de un proyecto de fabricación más complejo, por lo que el costo es mayor y está más orientada a las personas que pueden o quieren realizar el desembolso de dinero extra.

Durante su realización, requiere un mayor control por parte de técnicos, lo cual es también una razón más por la que se encarecen.

El mantenimiento de las piscinas de material es también más delicado, ya que, además del cuidado químico lógico de cualquier piscina, necesita un mantenimiento físico para evitar la formación de algas en el fondo y paredes. Para ello habrá que hacerse con una barredera o limpiafondo, los cuales también encontraremos en distintas versiones.

Tipos de limpiafondo paa piscinas

Los hay tres tipos: los más comunes y económicos son los manuales. Tendremos que pasarlo cada cierto tiempo si queremos una higiene adecuada en nuestra piscina.

Por otra parte, existen modelos denominados "pulpo", que se conectan y actúan a modo de ventosas, de forma que van funcionando por cuenta propia cada vez que se pone el motor en marcha. Si bien estas barrederas evitan el tener que estar dedicando tiempo a la limpieza manual, tienen el inconveniente de que al final acabamos dejándola siempre sumergida, por lo que la manguera puede molestarnos a la hora de nadar.

En tercer lugar, encontramos robots de limpieza para piscinas, donde sólo debemos introducir los productos químicos y dejar que el aparato funcione automáticamente, conectándose y desconectándose dependiendo del tipo de piscina y los requerimientos de la misma. Sin dudas, es el sistema más cómodo, ya que sólo debemos colocarlo, programarlo y olvidamos. Lo malo es su elevado costo.

En definitiva, la elección por un tipo u otro de piscina dependerá de cada uno, del presupuesto con el que contemos, el espacio en el jardín y las inquietudes decorativas.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué piscina es mejor, la de material o de fibra de vidrio?, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
52 valoraciones.
El 87% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social