¿Qué hacer si el bebé vomita?

Cómo actuar si el bebé vomita

Aunque suele ser bastante habitual, el vómito en los bebés puede ser algo traumático para los padres primerizos. Si tu pequeño escupe su comida ni bien termina, o por cualquier causa, lo primero es limpiarlo para procurar su higiene y seguridad, y luego determinar el curso de acción siguiendo estos consejos.

Causas de vómito en bebés

Los vómitos son la expulsión del alimento por la boca. En sí no son peligrosos, sino que es una medida que toma el cuerpo para quitarse la agresión, y pueden deberse a una infinidad de razones. Algunas de ellas son el recibir demasiado alimento, una digestión interrumpida, o causas algo más severas como problemas digestivos, infecciones virales o bacteriales, condiciones como la estenosis pilórica, y hasta puede no ser un vómito sino un reflujo gastroesofágico, causado por un mal funcionamiento o la debilidad del músculo ubicado entre el estómago y el esófago.

También pueden aparecer vómitos por intoxicaciones alimenticias, incubación de enfermedades, tensión muscular (por ejemplo, por haber llorado mucho o tener mucha tos), mareo por movimientos (como cuando juega o va en el coche), y muchas causas más. Por ello, es importante controlar la regularidad de los vómitos, analizarlos en su consistencia y contenidos (si se presentan con mucosidades o con sangre) y consultar al médico cuanto antes si el vómito se repite o si notas estas presencias.

El bebé vomitó, ¿qué hago?

Lo primero es mantener la calma. Limpia a tu bebé con un paño húmedo aunque limpio, quitándole los restos del rostro. Cámbialo de ropa, quitándole la sucia y mudándolo a una nueva, confortable y suave. Procura que permanezca sentado, alzado en posición vertical o bien recostado de lado o boca abajo, pues boca arriba o reclinado hacia atrás podría ser peligroso si volviera a vomitar.

En estos casos la deshidratación es un problema bastante habitual. Dale al bebé leche o agua (si ya la consume), de preferencia mineral o de manantial, para evitar la deshidratación y mejorar su malestar. Hay soluciones electrolíticas para bebés, pero consulta con tu médico antes de ofrecerla. No le des mucho líquido de golpe: unas cucharadas, espera a ver si las retiene, luego un sorbo más, espera a ver si volviera a devolver el líquido, y así.

Verifica que tu bebé esté bien abrigado (o desabrigado adecuadamente, en verano), que no tenga elementos que lo estén presionando, y que no haya irritaciones o condiciones en su cuerpecito. Si hubiera comido un nuevo alimento, verifica que no se trate de una alergia.

Evita darle jugos, refrescos y gaseosas hasta tanto no tenga unos dos años de edad, pues podrían empeorar la situación. Lo mismo se aplica al agua del grifo: su sistema aún está en desarrollo, y las bacterias presentes en el agua corriente, inofensivas para nosotros, pueden provocarle a los bebés vómitos, diarreas y otras condiciones. Si no tuvieras agua mineral o leche materna o maternizada, dale (y prepara su fórmula) con agua del grifo hervida durante no menos de diez minutos, y luego templada.

Casos de emergencia si el bebé vomita

Debes llamar al servicio de emergencia si el vómito se acompaña de convulsiones o falta de respiración. Consulta al médico sin demoras si tu bebé se viera en extremo molesto, adolorido, presentara el abdomen inflamado o si vomitara de manera repetitiva o luego de sufrir una caída o golpe en la cabeza. También consulta si vieras sangre en el vómito, si es violento (expulsado como proyectil), si lo notaras de color amarillento en su piel, si vieras alergias o ronchas, o si se mostrara deshidratado.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué hacer si el bebé vomita?, te sugerimos que visites nuestra sección Embarazo y maternidad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social