¿Qué hacer si debes trabajar en Navidad o Año Nuevo?

Trabajando en Navidad o Año Nuevo

Acabas de cambiar de empresa o de trabajo, ya usaste todos tus días libres, trabajas por turnos rotativos y te toca estar en tu escritorio el 24 o el 31 a la noche. Sabes que todos los demás estarán festejando, pasándola a lo grande, brindando con sus familias y amigos mientras tú atiendes por teléfono a personas de países distantes con otros horarios, te ocupas de los reclamos, o haces guardia en tu labor.
¿Cómo seguir adelante sin echarte a llorar desconsolado sobre el ordenador si te toca trabajar en nochebuena o Fin de Año?

Motivos para no lamentarse

En primer lugar, recuerda por qué es que estás trabajando. Lo haces para recibir una justa recompensa por tu esfuerzo, un salario, eso que te permite comprar lo que quieres o llevar adelante tu modo de vida. Trabajar te acerca a tus metas en lo monetario, y también te ayuda a crecer en lo profesional. Cuanto más trabajas, más experiencia ganas. Cuanta más experiencia tienes, mejores puestos podrás ocupar, pues estarás mejor capacitado. ¿Y a qué equivalen los mejores puestos? Pues claro: a un salario más alto.

El trabajo dignifica, seguro has escuchado esa frase en algún sitio, quizás sin pensar demasiado en ella. El trabajo dignifica en el sentido en que te hace partícipe de la sociedad, te pone a la altura de los demás, te da una opinión, te hace comprender mejor la manera en la que funcionan las cosas. El trabajo dignifica en cuanto te hace sentir útil, valioso, si no estuvieras haciendo ese trabajo, la persona del otro lado del teléfono o de la pantalla no tendría respuesta ni solución a sus problemas. El trabajo te da pertenencia: a la empresa, a la comunidad, al mundo entero.

Cómo pasar Nochebuena y Año Nuevo en el trabajo

Sea que te toque trabajar en la víspera de Navidad o en la Nochevieja, ármate de paciencia y procura pasarlo lo mejor posible. Como tú, muchas personas están de turno y de guardia en sus labores; pensar en ello te hará sentir menos solo.

Si la empresa te lo permite, invita a tu pareja a quedarse contigo en esta fecha (muchas empresas lo prefieren, pues sube la moral de los empleados de turno). Sino, lleva tu portátil y conéctate con la familia vía Skype o un sistema de chat. Así podrás verlos y charlar con ellos, al menos escucharlos, deteniendo el sonido cuando debas contestar el teléfono o hacer alguna acción. A la medianoche, de más está decir, podrás hasta brindar virtualmente con ellos.

Si por la naturaleza de tu labor te fuera imposible mantenerte en contacto, haz lo posible por olvidar la fecha y tomarla como una noche más. No escuches la radio porque de seguro lo mencionarán a cada instante, mejor crea una lista de reproducción con tu música favorita. En cuanto menos te des cuenta habrá llegado la hora de salir de la oficina y regresar a casa, para compartir el primero del año o el día de Navidad con tus seres queridos, dejando atrás la angustia de la noche en el trabajo.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué hacer si debes trabajar en Navidad o Año Nuevo?, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social