¿Qué hacer en caso de incendio?

Cómo actuar en un incendio

Una chispa, un cortocircuito, un cigarrillo olvidado o una vela que quedó encendida y sin atención pueden ocasionar un incendio. Las llamas son, en la mayoría de los casos, eventos completamente evitables. Pero si te sucede de verte en medio de un incendio, aprender a actuar rápidamente es la clave para la subsistencia.

En sitios con alarmas contra incendios es fácil saber cuándo comienzan las llamas, simplemente oyendo los sonidos y observando las luces. Palpa las puertas, paredes y el piso (en especial si vives en un edificio) para sentir su temperatura, lo que te dará un buen indicio de la gravedad o cercanía física del incendio, y te indicará algunas pautas para actuar velozmente.

Si notas llamas o un principio de incendio en sitios públicos, no temas en activar la alarma contra incendios. Es mejor pecar de precavido que no hacer nada al respecto. Los sistemas de emergencia podrán ser más eficaces en su accionar cuanto antes detecten el problema, al igual que tú lo harías en casa.

Cómo apagar las llamas

Si estás en casa, en la oficina o donde sea y notas que hay llamas, chispazos o un principio de incendios, debes actuar con velocidad pero con cuidado. Ten siempre el extintor cargado y a mano, al alcance de todos en el hogar, y recuerda enseñar a tus hijos a activarlo. Dirige el pulverizador hacia la base de las llamas, aunque sean pequeñas, pues es necesario extinguirlas antes que lamentar una situación mayor. Mantén la distancia al extinguir el fuego con el fin de evitar daños por explosiones.

Si no tienes extintor, una buena manera de socavar llamas pequeñas es ahogarlas, es decir, quitarles el aire. Arroja velozmente una toalla o trapo (o tu abrigo) y golpea por encima con las manos, o bien tírale tierra, arena o ceniza por encima. Nunca debes intentar extinguir el fuego con agua: hay muchas situaciones en las que hay combustibles en medio de la ecuación, y agregar agua sólo empeora el problema.

Qué hacer ante incendios graves

Si la situación quedase por fuera de tu alcance, debes proteger tu vida en lugar de intentar luchar contra ese enemigo creciente que es el fuego. Toma tus pertenencias necesarias (la mochila de emergencias, por ejemplo, o tu móvil para llamar a los bomberos) y sal del sitio con toda velocidad. Si hubiese humo (o por precaución) coloca un trapo húmedo sobre tu boca y nariz, y respira con bocanadas cortas por la boca. Mantente agachado: el humo denso suele elevarse por sobre el primer metro de altura. Ir a gatas puede salvar tu vida de una asfixia por monóxido de carbono y por humos densos.

Alerta a tus vecinos en el camino, para que se preparen a abandonar el lugar. Mientras vayas saliendo, llama al servicio coordinado para que puedan actuar velozmente, y tú ponte a resguardo en un sitio alejado y seguro. Recuerda que en muchos incendios lo peor son las explosiones y llamaradas de aire caliente, además del humo asfixiante.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué hacer en caso de incendio?, te sugerimos que visites nuestra sección Seguridad.

Esta nota te fue útil?
5 valoraciones.
El 80% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social