¿Qué hacer con un Suéter Viejo?

Ideas para Reciclar un Suéter Viejo

Un punto enganchado, una mancha de lejía, el desgaste común afean nuestros abrigos y ya no podemos seguir usándolos ni donarlos: es el momento de saber qué hacer con un suéter viejo, incluso en las peores condiciones, logrando objetos geniales que nos ayuden a ambientar cada espacio de nuestro hogar. ¡Y todo sin gastar un centavo! Antes de botar ese abrigo roto a la basura, mejor aplica estas ideas sensacionales.

Reúne los suéteres con tiempo

Ve apartando los abrigos que se hayan dañado para tener suficiente materia prima para poner en práctica estas ideas. Recuerda: si tienes un suéter o abrigo que ya no uses porque no te queda, porque pasó de moda o simplemente porque ya te has cansado de usarlo, lo más responsable y solidario es donarlo a quienes más lo necesitan. Hay muchos centros de caridad donde los recibirán encantados (siempre limpios y en buenas condiciones).

Tips para reciclar un suéter viejo. Cómo aprovechar un viejo suéter. Qué hacer con viejos suéteres. Ideas para reutilizar un viejo suéter

© Depositphotos.com/Goodday

Imagen 1. Elige las mejores texturas de tu viejo suéter reciclado, píntalo, agrega abalorios, y conviértelo en elementos geniales.

Pero si tus abrigos se hubieran roto, dañado, percudido, desgastado, manchado y ya no pudieran usarse, entonces serán el material ideal para poner en práctica estas ideas para reciclar un viejo suéter.

Ideas para hacer con un suéter viejo

Lo primero es lavar, secar y planchar las prendas, si fuera necesario. Cuando tengas ya tu material listo, ten a mano tijeras, aguja e hilo, abalorios, cintas y todo lo que puedas llegar a necesitar, para trabajar sin interrupciones.

¿Qué hacer con los cuerpos del suéter?

Si tus prendas estuvieran en buenas condiciones en el cuerpo (la parte central), puedes usarlos para:

1. Crear fundas para cojines: Le darán calidez a tu sofá o a tu cama.

2. Crear cojines: En lugar de coser el cuadrado que cubra un cojín, cose en formas originales y rellena con los restos del suéter.

3. Cubrir cestos, canastos y cajas plásticas: Combina materiales para el interior, el exterior y el borde superior: tu ropa lavada se vería de lujo allí dentro.

4. Tapiza sillas y asientos: Desmantela el asiento de tus sillas y renueva el tapizado con tus viejos suéteres. El contraste de distintos colores y materiales le dará un toque muy chic a tu sala.

5. Mantas: Corta cuadrados de igual tamaño en distintas prendas a reciclar, y cóselas enfrentando los derechos para formar una manta del tamaño adecuado para tu sofá, para tu cama, o para los pies, sin gastar una moneda.

6. Caminos de mesa y salvamanteles: Corta rectángulos del frente y de la espalda de tu viejo suéter para hacer salvamanteles muy originales (o cose una plancha de corcho o goma Eva al dorso, para aislar), o crea un camino de mesa decorativo y sensacional.

7. Cuchas: Repara las zonas rotas de tu suéter viejo, rellénalo con otras telas, y cóselo cerrando el cuello y el elástico de la cintura. Une los brazos en torno a la pieza, cóselos en sus extremos, y habrás creado una genial camita para tus mascotas.

8. Pantallas: Si tienes una estructura de pantalla de lámparas (o una plana que no te guste), sólo envuélvela cortando y cosiendo a medida la parte inferior de un suéter. Quedará mucho más cálida, y modificará el brillo dirigiéndolo hacia arriba y abajo, de un modo más decorativo.

6 ideas para hacer con las mangas y puños

Las mangas y los puños de tu suéter son el material perfecto para ideas como estas:

1. Cubre botellas: Corta la manga a la medida, y usa para cubrir tus botellas para eventos y celebraciones de un modo original.

2. Fanales: Corta las mangas aprovechando los puños, y úsalas para cubrir el exterior de frascos de conserva y de vasos altos o floreros tubulares. Harás originales fanales para tus velas.

3. Frascos de conservas: Usa los tejidos más compactos (como el bremer u otros sintéticos) para cubrir las latas, frascos y contenedores plásticos en los que conservas tus alimentos. Crea ventanas para dejar ver su contenido, y ponlos a la vista para tener todos tus ingredientes a la mano, decorando tu cocina al mismo tiempo.

4. Tiestos: Con la misma técnica, cubre el exterior de tus macetas. Estarás ayudando a conservar la humedad y temperatura de la tierra en los climas fríos.

5. Bolsas de regalo: Corta la manga en un corte paralelo al puño, a la medida necesaria, y cose enfrentando los derechos en costura reforzada. Voltea para exponer el derecho, y pasa un cordel en hilván en la base del puño, dándole toda la vuelta. Pon dentro una botella, una corbata o el presente que quieras dar, y jala del cordel para cerrar en la parte superior. Envolverás presentes de un modo sensacional, sin gastar una moneda.

6. Calcetines y polainas: Deja abierto el puño para que se ajuste a tu pierna, y cose el otro extremo en el largo que quieras para crear calcetas de invierno o polainas abrigadas. Dale la forma del pie cortando en ángulo y cosiendo en la zona del talón.

¿Qué hacer con los retazos?

Luego de hacer estos proyectos, es probable que te queden con muchos pequeños retazos de tejidos dando vueltas por tu mesa. Guárdalos para usar como relleno de cojines, o córtalos en tiras para anudarlos en una rejilla plástica y hacer una moqueta o una guirnalda muy originales. Así, sabrás cómo reciclar un viejo suéter creando objetos decorativos a la vez que funcionales, y sin gastar ni una moneda.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué hacer con un Suéter Viejo?, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social