¿Qué hacer con Retazos de Tela?

Manualidades con Retazos de Tela

Te proponemos buenas ideas para saber qué hacer con retazos de tela, para que esas prendas que se dañaron tengan una segunda oportunidad y decores cada rincón de tu hogar convidándole tu personalidad.

Puedes usar casi cualquier tela que tengas en casa. Particularmente, estos proyectos nos invitan a aprovechar esos géneros que se hayan roto, dañado, manchado, que ya estén viejos y no puedas usar, incluyendo las sábanas que están percudidas, la ropa que recibió la salpicadura de blanqueador, las toallas que cumplieron su ciclo, y cualquier otra.

Cada tela tiene sus propias particularidades. Si notas que se deshilachan, asegúrate de cortarlas perpendicular a la dirección de sus hilos, o usa fuego (si fueran sintéticas o acrílicas) o costuras de borde (en tejidos naturales), para asegurar la durabilidad de tus materiales.

Si buscas hacer trabajos más formales debes usar tijeras, pero para crear manualidades con retazos de tela de aspectos rústicos, tan solo jala y desgarra las prendas, para dividirlas en materiales para tus proyectos.

Manualidades para hacer con retazos de tela. Ideas para reutilizar retazos de tela. Manualidades con retazos de tela paso a paso.

© Depositphotos.com/philipimage

Imagen 1. Conserva todos los retazos de telas que vayas consiguiendo, y cuando te pongas a trabajar tendrás material de sobra.

12 ideas para hacer con retazos de telas

Elige uno o tantos de estos proyectos como quieras, y aplícalos para decorar todo tu hogar casi sin gastos:

1. Accesorios: Corta tiras de telas de distintos estampados, en unos 10 x 50 cm. aproximadamente. Dobla por la mitad a lo largo (obteniendo tiras de 5 x 50 dobles), cose en la unión, y pliega uno de los extremos, para dejarlo en ángulo. Desde ese extremo comienza a enrollar mientras coses en la base, y tendrás geniales flores para decorar cortinas, cojines, bufandas o hasta abrigos.

2. Alfombras y moquetas: Corta pequeñas tiras de las telas a reciclar, y anúdalas con doble nudo en las cuadrículas de una malla plástica de trama mediana (1 cm aproximadamente). Ubica con los nudos hacia arriba, para que sea mullida y calentita.

3. Botones: Renueva cualquier prenda de abrigo decorando sus botones: corta un trozo de algodón o esponja vegetal del tamaño del botón, y cúbrelo con retazos cosiendo bien firme al dorso. Se verán de lujo.

4. Caminos de mesa: Corta tiras de la tela a reciclar, de un largo mayor al de tu mesa (o cóselos para lograr la extensión necesaria). Toma de a tres tiras y haz una trenza. Cuando tengas todos tus trenzados listos, únelos en algunos puntos cosiendo perpendicular al recorrido, y tendrás un original camino de mesa.

5. Cobertores: Corta cuadrados pequeños de distintas telas, de unos 10 cm de lado, y cóselas enfrentando los derechos por uno de sus lados, creando el ancho de la cama. Repite hasta tener suficientes para cubrir el largo, y cose las tiras entre sí por uno de sus lados, enfrentando los derechos. Puedes usar como está, o coser por los laterales a un viejo cobertor que sea confortable pero cuyo aspecto se haya deteriorado.

6. Cortinas: Corta cuadrados o tiras grandes de las telas a reciclar, y cóselas enfrentando los derechos y planchando las costuras para formar una cortina del tamaño necesario.

7. Crochet: Corta tiras delgadas y largas, uniéndolas una después de la otra. Ovilla, y usa este material genial para tejer con crochet (ganchillo) en lo que quieras, como bolsos de compras, moquetas, bufandas o lo que quieras.

8. Endurecidas: Lava y plancha los retazos de telas que tengas, ponlas con el derecho hacia abajo sobre un plástico, y pincela por el lado posterior con una mezcla de partes iguales de cola y agua. Deja secar y tendrás telas endurecidas geniales para montar en marcos y hacer biombos y divisiones, o también para decorar el frente de tus cajones, bandejas, y lo que quieras.

9. Fundas: Crea fundas para cojines (o hasta para sillas y sillones) con la técnica de quilting, uniendo trozos de telas de distintos estampados y cosiéndolas en su forma final.

10. Muñecos: Une retazos de telas para hacer las formas de muñecos, rellenándolos con más retazos o los descartes de tus cortes. Tus niños los adorarán, o puedes obsequiarlos a centros de asistencia infantil.

11. Salvamanteles: Puedes crear salvamanteles (individuales) simplemente cortando rectángulos y decorando sus bordes, o también cortando tiras del largo necesario para entramarlas como una cesta o telar. Otra opción es trenzar y unir para obtener salvamanteles más gruesos.

12. Tiradores: Dale un nuevo aspecto a los tiradores de tus armarios, muebles y cajones cubriéndolos con retazos, bien firmes al dorso.

Estas son sólo algunas propuestas, pues hay muchísimas opciones para hacer manualidades con retazos de telas, y sólo tu creatividad será la regla para decorar tu hogar aprovechando los materiales que ya tienes en casa.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué hacer con Retazos de Tela?, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social