¿Qué hacer ante un mal clima laboral?

Cómo hacer frente a un ambiente laboral negativo

Puede deberse a una crisis interna o externa, que el superior no se lleve bien con sus empleados y viceversa, o simplemente, que el aire que se "respira" no sea el mejor porque los compañeros son muy competitivos y negativos. Entonces, nada mejor que aprender cómo detectar el mal clima laboral y saber sobrellevarlo.

Factores que provocan mal clima laboral

El primer paso es detectar estos aspectos con el fin de poder solucionarlos. Algunos de los factores son los siguientes:

  • Falta de comunicación: Ya sea entre pares o entre las diferentes escalas. Cuando no hay buena comunicación o la misma es insuficiente, todo lleva a una falta de confianza en la toma de decisiones, desde las más importantes a las más insignificantes.
  • Poco reconocimiento de los méritos. Si en la empresa sólo destacan las acciones negativas de un empleado (y lo que es peor, frente a sus compañeros) es que no hay un buen clima laboral. No reconocer el trabajo de una persona minimiza su motivación, por lo que no tendrá ganas de mejorar o superarse, mucho menos de ser productivo.
  • Mal ambiente físico y de organización: Puede deberse a la infraestructura general, como una iluminación incorrecta, ruido del tráfico, mala ubicación de las personas o de la distribución de los espacios, etc., o también en cuánto a metas y objetivos, si no se plantean como corresponde o no hay incentivos por conseguirlos.
  • Mal estilo de liderazgo. Cuando el superior es autoritario al tomar las decisiones y no tiene en cuenta la opinión de los empleados, no hay libertad para hacer una tarea y esto genera un mal clima y desmotivación. Sentirse observados constantemente también es algo negativo.

Qué hacer para cambiar un mal clima laboral

Todo lo contrario a quedarse de brazos cruzados viendo como pasan las horas y ansiando el fin de semana. Estas son algunas de las tareas que puedes emprender para combatir el mal ambiente laboral:

Establecer una meta: Puede ser personal o bien grupal, que al menos de satisfacción por el mero reconocimiento de los pares. Si es individual, sabremos que hemos mejorado en algunas áreas y que podemos ser mejores, aunque no siempre tengamos un premio por ello.

Mejorar sin ver a los demás: Debemos saber que la única persona a la que se puede controlar es a uno mismo. Dejar de pensar en lo que hacen o harían los otros es una buena idea. El jefe puede ser un total inepto para algunas tareas, pero no queda otra opción que soportarlo. Si no se consiguen las directrices adecuadas, podemos preguntarlas, sacar lo mejor de nosotros mismos.
Si debemos lidiar con una mala persona, podemos ser peores o mejores. Esto no quiere decir transformarnos en el villano de la película ni tampoco pasar por tonto de tan bueno, pero si saber con quién compartir datos, a quién confiar información, con quién podemos trabajar y con quién no.

Dedicar tiempo al cuidado y relajaciones propias. Si el trabajo genera mucho estrés, es bueno hacer actividad física luego de la oficina, como yoga, algún deporte (natación, andar en bicicleta, etc), realizar actividades divertidas, pasar tiempo con amigos fuera del trabajo, escuchar música, leer, estudiar o aprovechar las horas libres para estar con la familia, con el fin de contrarrestar las malas energías que debemos soportar en el trabajo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué hacer ante un mal clima laboral?, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?
10 valoraciones.
El 60% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social