¿Qué es la placa de video?

¿Para qué sirve la placa de video?

Seguramente habrás oído hablar de la tarjeta o placa de video. Se trata de un componente de destacada importancia en informática, pues permite el funcionamiento de los entornos gráficos en los diversos sistemas operativos.

La placa o tarjeta gráfica está en funcionamiento permanente desde que arranca el ordenador. Permite la visualización de imágenes estáticas y en movimiento, en mayor o menor calidad, según la tarjeta en cuestión.

Si bien es mayormente asociada a los vídeos y entretenimientos (como juegos, por ejemplo), lo cierto es que la placa de video permite la visualización en pantalla de todos los contenidos, aunque se trate de una aburrida planilla de cálculos o un animado juego de aventuras gráficas. Una placa de mayor calidad y resolución permitirá, de este modo, mejor calidad y resolución en las imágenes exhibidas.

Características de la placa de video

La elección de la placa de video depende, en gran medida, de tus intenciones de uso. Si planeas usar el ordenador para trabajar en procesadores de texto, planillas de cálculo, bases de datos, o si visitarás sitios web de diseños más bien estáticos, vídeos simples, correos electrónicos y demás, la tarjeta debe contar, más que con una enorme resolución, con una buena velocidad de refresco, es decir, la velocidad con la que renueva las imágenes en pantalla.

En cambio, si planeas usar el ordenador para jugar juegos de animaciones, ver videos y películas, trabajar sobre diseños (gráficos, CAD u otros), ver imágenes con gran detalle, o si simplemente buscas una insuperable calidad visual, además de una buena velocidad de refresco necesitas una alta resolución y capacidad de memoria de video, que permita el almacenamiento, refresco y exhibición permanente de imágenes "pesadas".

Otra característica buscada en las actuales placas de video es la capacidad de soportar imágenes 3D. Estas modernas tarjetas poseen chips específicos con un acelerador, que permiten la exhibición de las imágenes refrescadas en 3 dimensiones.

La importancia del monitor

En realidad, puedes subsistir con una tarjeta de video normal o media, con una memoria de 8 Mb, con pocas funciones y características, y tu ordenador funcionaría igualmente bien. Pero supongamos que instalaste la mejor placa de video... si no tienes un monitor que le siga el paso, sería como haber arrojado tu dinero a la basura.

El monitor, además de un buen tamaño que permita la cómoda visualización de los contenidos, debe tener una velocidad de refresco igual a la de la tarjeta de video, e incluso superior en tal caso, de un mínimo de 60 o 75 Hz. Y claro, también será notable la diferencia entre una pantalla de LED a la de rayos catódicos, ya que la calidad con la que pueden reproducir las imágenes las primeras es muy superior.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué es la placa de video?, te sugerimos que visites nuestra sección Informática.

Esta nota te fue útil?
38 valoraciones.
El 95% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social