¿Qué es la Hipnoterapia?

¿Qué es la Hipnoterapia?: Usos y Beneficios

La hipnoterapia, o terapia de hipnosis, es una técnica del campo de la psicología que provoca un estado de trance en la persona tratada, para potenciar la acción de la psicoterapia y lograr un canal de comunicación en el que se facilite que el paciente pueda responder, con lenguaje verbal y no verbal, a diversas sugerencias por parte del profesional, buscando resolver conflictos, enfrentar realidades, o modificar conductas.

La práctica de la hipnosis no es reciente. De hecho, se remonta hasta los orígenes mismos de la humanidad, nacida en los albores de las civilizaciones e incluida en rituales y acciones de los ámbitos de la religión. Debido a la provocación de un estado de trance en los pacientes, pronto se convirtió en una verdadera atracción en la que se impulsaba a las personas a cometer acciones y conductas mediante técnicas de sugestión. Sin embargo, el principal uso de la hipnoterapia –y el de corriente principal actual- es el incluido en los análisis psicoanalíticos. La persona se desprende de la conciencia, el estado de vigilia, y así logra interpretar sus propias conductas o interactuar con mayor honestidad en pro de su sanación y bienestar.

Tratamiento con hipnoterapia. Terapia de hipnosis: usos y tratamientos. Todo sobre la hipnoterapia

© Depositphotos.com/bertys30

Imagen 1. La hipnoterapia ayuda a reducir los nervios, temores y también el dolor del parto.

Posteriormente, se popularizaría el trabajo de Milton Erickson, doctor en Medicina y Psiquiatría, fundador de la American Society of Clinical Hypnosis (Sociedad Americana de Hipnosis Clínica) y considerado el padre de la hipnosis ericksoniana. En su teoría, Erickson afirmó que cada persona es individual y, por eso, tiene necesidades diversas y distintos abordajes singulares, a las que el médico o profesional debe adaptarse para que el paciente pueda modificar su pensamiento, conducta o emoción por cuenta propia. Sus teorías y su labor permitieron que la hipnoterapia sea hoy considerada una forma terapéutica eficiente y hasta validada por la comunidad médica.

Tratamientos con hipnoterapia

Desde los comienzos de su uso como terapia psicoanalítica, la hipnosis ha tenido gran eficacia en el tratamiento de diversas fobias. Al eliminarse la barrera de la represión consciente, las personas tienen conductas que en estado de consciencia eliminan; un caso muy renombrado es el del colega de Freud, el neurólogo Breuer, que trató la hidrofobia de una paciente dándole agua de beber mientras estaba bajo hipnosis regresiva, determinando una conducta que la había llevado a desarrollar esa fobia (de pequeña había visto a su institutriz darle agua a su perro directamente de su copa, lo que le había provocado repulsión).

Actualmente, la terapia de hipnosis ha de ser practicada por psicólogos, psiquiatras, médicos o personas experimentadas en este campo. El uso de la hipnoterapia como ayuda a la psicoterapia ha sido muy difundido, pues permite condiciones de diálogo abierto que facilitan el tratamiento de fobias, represiones y angustias, y algunas condiciones como las siguientes:

- Alivia el insomnio
- Alivia enfermedades de tipo psicosomático, como la cefalea tensional, las migrañas y otros.
- Alivia el dolor crónico
- Asiste a la relajación física y mental
- Ayuda a enfrentar y resolver trastornos de naturaleza sexual y abusos
- Ayuda a tratar problemas de autoestima
- Ayuda a tratar y curar la parálisis, pérdida de sentidos y algunos más, de origen psicológico (por estrés, por fobias, y otras causas)
- Elimina tensiones
- Equilibra el funcionamiento de los hemisferios cerebrales
- Previene el dolor y el estrés previo a intervenciones quirúrgicas, incluyendo el parto
- Reduce la tensión arterial
- Regula el funcionamiento de los aparatos respiratorio y cardiovascular
- Se usa la hipnoterapia para tratar enuresis (mojar la cama), onicofagia (comerse las uñas) y adicciones como el tabaquismo y otras dependencias a sustancias y conductas
- Trata enfermedades físicas como el asma, síndromes gastrointestinales (colon irritable) y problemas cutáneos como verrugas, eccema, psoriasis o urticaria
- Trata ciertos trastornos conductuales como los de ansiedad, estrés, pánico
- Trata el trastorno de estrés post traumático, fobias y depresión

Tipos de sesiones de hipnoterapia

Para ser efectiva, la hipnoterapia debe conducirse en sesiones reiteradas, en tres tipos diferentes:

  • Sugestiones que estimulan cambios cognitivos (creencias), conductuales (comportamientos), o sensitivos
  • Imaginería, que usa imágenes guiadas para revivir situaciones o experimentar otras en las que los conflictos no resueltos puedan aflorar y resolverse
  • Autohipnosis, que facilita la relajación y el autocontrol

Son muy pocas las contraindicaciones que tiene la hipnoterapia. Una es, claro está, cuando fuera practicada por diversión o por personas con malas intenciones, y peor aún,  sin experiencia y conocimientos suficientes. Por otro lado, se recomienda que las personas con epilepsia eviten el tratamiento de hipnoterapia, al igual que esquizofrénicos y otros trastornos mentales.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué es la Hipnoterapia?, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social