¿Qué es la Eutanasia?

Según la RAE, la eutanasia es la "Acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes desahuciados, acelera su muerte con su consentimiento o sin él".

La eutanasia se da cuando un enfermo terminal muestra un deseo explícito de morirse (en otros casos el paciente está inconsciente y la decisión es de sus allegados), contando normalmente con la asistencia de otra persona que le ayuda a morir.

Evidentemente, es un debate muy abierto y discutido tanto ética como legalmente, estando de hecho esta práctica prohibida en la gran mayoría de países.

Tipos de eutanasia

Como dijimos, no siempre el paciente es quién decide morir. Conviene entonces diferenciar entre la eutanasia voluntaria e involuntaria. En el primer caso, es la persona afectada la que solicita expresamente su deseo de morir, mientras que la involuntaria se da cuando el afectado no puede dar su consentimiento y es practicada por una persona muy cercana al paciente, para liberarle de su sufrimiento (por ejemplo, en casos de coma irreversible).

También podemos diferenciarla con respecto al acto en sí, con la llamada eutanasia activa, la que da muerte al afectado de forma directa (por sobredosis de fármacos, por ejemplo), y la eutanasia pasiva, que contrariamente a la anterior, no precisa de una acción directa para causar la muerte, sino la interrupción del tratamiento que mantiene con vida al paciente. Esta última forma es la que se da en enfermos terminales.

Ética y eutanasia

Existe gran controversia acerca de si la eutanasia debería prohibirse o no, y bajo qué parámetros o situaciones debe hacerse. Si bien la vida le pertenece a cada uno, es muy corriente que no todos los allegados del paciente en estado crítico estén a favor (o en contra) de dicha práctica.

Mientras que algunas personas ven con buenos ojos sólo la eutanasia pasiva, dado que en la práctica no requiere de ninguna acción que conduzca directamente a la muerte del paciente, otros no distinguen entre una muerte por una suministración expresa de fármacos fulminantes o fallecer por no seguir el tratamiento médico indicado. Cabe destacar que gran parte de la poblacíón no considera ninguna opción aceptable.

Lo cierto es que desde un punto de vista ético no debería haber problema en que un enfermo terminal decida por sí mismo concluir su vida. De hecho, son muchos los que expresan que "Esta vida es muerte, y mi muerte (la real) será vida", haciendo referencia a que prefieren una muerte digna antes de padecer un gran sufrimiento continuo.

Por tanto, observamos como en la eutanasia se enfrentan muchas posturas, donde se ven implicados no sólo el enfermo, sino también sus allegados, los médicos, y las creencias, ética y religiones de cada uno.

Legalización de la eutanasia

En cuanto al aspecto legal, pocos países contemplan esta posibilidad, de hecho, los primeros en reconocer la eutanasia activa son Bélgica, Holanda y Luxemburgo, mientras que Suiza la tolera bajo el nombre de "suicidio asistido", es decir, debe ser el propio paciente quien dé fin a su vida.

Generalmente, son los grupos más liberales y de países más avanzados los que defienden esta práctica de fallecimiento asistido, mientras que en estados profundamente religiosos o con gobiernos poco liberales ni siquiera la contemplan.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué es la Eutanasia?, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social