¿Qué es la Astenia Primaveral?

¿Qué es la Astenia Primaveral?

Se conoce como astenia primaveral a un trastorno bastante habitual que ocurre a niños, adolescentes, jóvenes y también adultos hacia la llegada de la primavera, finalizando el año escolar y laboral. Quien lo sufre se siente fatigado por las labores ocurridas a lo largo del año, tanto en los estudios como en el trabajo aparece la falta de motivación, y el mal humor comienza a apoderarse de su conducta.

Conoce más en detalle de qué se trata esta condición tan frecuente pero poco conocida, y qué puedes hacer para revertirla.

Síntomas de la astenia primaveral

La llegada de la primavera, en ambos hemisferios norte y sur, coincide con la aproximación del final del año calendario, del año escolar y del laboral. La mayor parte del tiempo dedicado a los esfuerzos ya ha pasado, y el cuerpo (y la mente) se sienten fatigados, necesitados del merecido descanso, aunque aún falte algún tiempo para ello.

Definicion de astenia primaveral. cómo tratar la astenia primaveral. Qué hacer si sufres los síntomas de la astenia primaveral

© Depositphotos.com/AnnaOmelchenko

Imagen 1. Si notas los síntomas de la astenia primaveral, procura comer más sano, beber agua y hacer actividades placenteras para aliviarlos

La astenia primaveral describe cambios en el estado anímico y en el humor. Las conductas, apáticas y hasta letárgicas, se tornan hacia la irritabilidad. Los síntomas incluyen:

- Algunos problemas digestivos
- Cansancio generalizado
- Cefaleas, jaquecas y migrañas
- Desgano
- Desmotivación por las tareas en ejecución, sean los estudios, el trabajo o la vida social misma
- Disminución en el apetito
- Falta de capacidad de atención
- Falta de energía y calambres musculares ante esfuerzos
- Mal humor e irritabilidad
- Malestar generalizado en el cuerpo
- Problemas del sueño
- Reducción del deseo sexual
- Somnolencia diurna

Aunque la comunidad científica no ha acordado si se cataloga o no a esta condición como una enfermedad en términos médicos, lo cierto es que la astenia primaveral es un cuadro cada vez más observado en jóvenes y adultos de todos los rincones del globo.

Causas de la astenia primaveral

En algunos países, la astenia primaveral puede coincidir con los cambios de horario propuestos por la estación. Quienes sufren de la condición describen sus síntomas muy similares a los de un jet lag: el cuerpo no marcha al ritmo del horario ni del calendario, aparecen migrañas, jaquecas, incluso náuseas y cuadros depresivos, y se ha investigado la relación entre el período del cambio primaveral con el desarrollo o aparición de enfermedades mentales, como el trastorno bipolar. También la llegada de la primavera y la mejora del clima suponen cambios de actividades, en cuerpos que durante el invierno tienen un índice mayor de sedentarismo e inactividad.

A nivel biológico, también se presentan cambios en el organismo que sufre de astenia primaveral. Los más notorios son una alteración en la producción de hormona melatonina (encargada de regular el sueño), y una disminución en la producción de  endorfinas, conocidas como las “hormonas del bienestar”. Menos endorfinas equivale a menos satisfacción, menos energía y menos gusto por lo que se tenga frente a los ojos, entre las manos y en ejecución.

Tratamiento y cura de la astenia primaveral

No te preocupes si notas que tú también sientes los síntomas de la astenia primaveral. En cuanto tu cuerpo se acostumbre al nuevo ritmo de la luz diurna, al nuevo horario y a las nuevas actividades, estos molestos síntomas desaparecerán por su propia cuenta. En reglas generales, no lleva más de una semana dejarlos atrás, aunque para algunos individuos especialmente predispuestos a sufrir de estos síntomas, el acostumbramiento y superación de la astenia primaveral puede demorar hasta 15 días.

Para aliviar este proceso de cambio, procura:

  • Mantenerte en sana actividad, caminando a diario desde algunos días antes de la llegada de la primavera, para acostumbrar al cuerpo.
  • Levantarte 15 minutos antes del horario habitual,  para que tu despertar sea más simple.
  • Beber suficiente agua a lo largo del día: tu cuerpo funcionará mejor y podrás hacerle frente al cambio.
  • Seguir una dieta liviana y balanceada en esta época, con vegetales, proteínas, algunos carbohidratos.
  • Elegir lo saludable antes que los alimentos procesados e industrializados, que aletargarán tu mente y te predispondrán más a la irritabilidad.
  • Evitar tomar siestas largas, sólo 20 minutos luego del almuerzo deberían ser suficientes (una siesta larga te hará más mal que bien si tienes astenia primaveral, créelo).
  • Seguir una rutina, Cumple los horarios aunque no sientas ganas: tu organismo se acostumbrará pronto si lo haces.
  • No te automedicarte: los síntomas de la astenia primaveral no requieren de una atención médica ni se debe a enfermedades; pero si tienes dudas, consulta a un médico para que te recete los fármacos más adecuados.
  • Tener paciencia. Los síntomas de la astenia primaveral desaparecerán en cuestión de pocos días.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué es la Astenia Primaveral?, te sugerimos que visites nuestra sección Trastornos y malestares.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social