¿Qué es el Síndrome de la Boca Ardiente?

¿Qué es el Síndrome de la Boca Ardiente?

El síndrome de la boca ardiente es el nombre popular con el que se conoce a una condición médica poco difundida llamada glosodina, y que también recibe muchos nombres diversos (como orodinia, disestesia oral, glositis, glosopirosis, estomatodinia, estomatopirosis,  glosalgia y otros). Se trata de una condición de origen a menudo incierto, caracterizada por la sensación de ardor y dolor en la cavidad bucal y la mucosa oral, sin anormalidades o condiciones evidentes que la expliquen.

Orígenes del síndrome de la boca ardiente

La boca ardiente se define como una alteración sensorial desagradable y muy estresante, pues la persona siente quemazón sin la presencia de llagas, úlceras ni males evidentes que puedan ser abordados de forma puntual. En ella se ve afectada la lengua, el paladar, el interior de las mejillas y a menudo también las encías, con dolor, punzadas, picazón y sensación de quemazón.

Como tratar el síndrome de la boca ardiente. Origen y prevención del síndrome de la boca ardiente

© Depositphotos.com/sbotas

Imagen 1. Algunos productos cosméticos y de higiene podrían ser agresivos y despertar síntomas del síndrome de boca ardiente

Si bien el síndrome de la boca ardiente no tiene un origen definitivo, los estudios afirman que puede deberse a cuadros clínicos generales como:

- Anemia
- Deficiencia de vitaminas, minerales u otros nutrientes
- Insuficiente consumo de agua
- Diabetes mellitus
- Infecciones por hongos o por bacterias
- Síndrome de Sjögren
- Sequedad bucal
- Abuso del tabaco (la exposición continua al ácido nicotínico)
- Uso prolongado de colutorios
- Alergias a productos cosméticos y de higiene bucal
- Candidiasis bucal
- Heliobacter pylori
- Galvanismo
- Aftas
- Disfunción de las glándulas salivales
- Ingesta continua o excesiva de cafeína, alcohol, bebidas muy calientes o alimentos muy condimentados
- Reflujo gastroesofágico
- Vómitos frecuentes (incluyendo bulimia)
- Enfermedad de Ropper
- Enfermedad de Gorson
- Marcadores tumorales
- Presencia de neurotoxinas
- Cambios hormonales (principalmente los menopáusicos)
- Problemas y patologías de la glándula tiroides
- Abuso de drogas o uso continuo de ciertos medicamentos como los de la hipertensión, los xerostomizantes, ansiolíticos, antidepresivos, diuréticos, psicotrópicos, antcoagulantes y otros

También hay investigaciones que han determinado como origen del síndrome de la boca ardiente a los estímulos en la cavidad bucal, incluyendo bordes afilados en dientes y muelas, presión por prótesis o piezas dentales, una reacción alérgica en la mucosa (por ejemplo, por alérgenos ambientales, a elementos de ortodoncia o de alimentos), poca o mala higiene bucal o problemas con rellenos y empastes dentales.

El síndrome de la boca ardiente también puede deberse a hábitos parafuncionales, como el empuje de los dientes con la lengua, el mordisqueo lingual, los movimientos compulsivos con la lengua, nicuria y otros.

Las emociones y el estado mental de la persona pueden desencadenar los síntomas del síndrome de la boca ardiente. Condiciones como el estrés, ansiedad, trastorno de pánico, neurosis, psicosis, fobias, depresión y otros pueden provocar la sensación de dolor y quemazón, e incluso prolongar los síntomas por la ansiedad de la inexistencia de tratamientos puntuales y definitivos.

Diagnóstico y síntomas del síndrome de la boca ardiente

La diagnosis del síndrome de la boca ardiente es complicada, pues se debe primero eliminar otros cuadros probables que expliquen la condición como consecuencia.

El profesional hará un análisis visual para determinar la presencia o ausencia de alteraciones visibles en los tejidos, coloraciones anómalas, puntos en la lengua sin papilas o el estado general de la dentadura, natural o artificial, así como la presencia de condiciones como el bruxismo y otras. Puede que el análisis se acompañe con exámenes de sangre, para descartar cuadros de infecciones y enfermedades.

Los síntomas del síndrome de la boca ardiente suelen ser:

  • Sensación de quemazón en la boca, la lengua y las mejillas
  • Incomodidad e irritación en el interior de los labios y en las encías
  • Irritación (sensación de dolor y quemazón) en la mucosa yugal, en el paladar, en el suelo de la boca y en el inicio de la garganta
  • Dolor punzante y sensación de latidos en la cavidad bucal general

Tratamiento para el síndrome de la boca ardiente

Ya que no hay una causa determinante, tampoco hay un tratamiento final. Si hubiera una causa determinada o relacionada, se la debería abordar en primera instancia para eliminar la raíz del problema.

Ante un origen desconocido del síndrome de la boca ardiente se debe tomar otras medidas. Algunos estudios sugieren la eficacia del ácido alfa lipoico (ALA) y de la gabapentina (GABA) para aliviar los síntomas, mientras que también se ha probado el uso de otros psicofármacos y ansiolíticos como tratamiento, y algunos más afirman que los medicamentos antilevaduras pueden aliviar la condición.

Como prevención, se debe evitar el consumo excesivo de medicamentos, alcohol,  tabaco, alimentos y bebidas a alta temperatura y los productos agresivos como enjuagues bucales, pastas dentífricas y algunos más. Beber mucha agua parece ayudar a prevenir el síndrome de la boca ardiente, al igual que seguir una adecuada higiene bucal y reducir el estrés diario.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a ¿Qué es el Síndrome de la Boca Ardiente?, te sugerimos que visites nuestra sección Trastornos y malestares.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social