¿Qué es el Om?

El Om es un mantra muy utilizado en la práctica del Yoga y la meditación. Conozcamos sus beneficios y cómo disfrutar su poder para relajarte y percibir las buenas energías.

¿Qué es el Om?

¿Qué es el Om?

Definición de Om

El Om es uno de los mantras sagrados del budismo y el hinduismo más utilizados por su enorme poder de sanación y conexión con el Universo. Se trata de una frase o sonido que se repite para que, al provocarse su vibración, emane energías positivas a nuestra mente y cuerpo.

El Om es el símbolo auditivo y energético de lo divino, del Universo, del todo, lo que fue, lo que es y lo que será. Se trata de un vocablo de origen sánscrito, cuya grafología denota el dormir y el despertar en simultáneo: el nacer y el morir, el inicio y el fin, la alerta y los sueños, el blanco y el negro. Es toda la energía del universo condensada en un sonido de poderes enormes para nuestro ser.

¿Cómo se usa el Om?

El Om se utiliza como cualquier otro mantra: pensándolo para hacerlo retumbar en nuestra mente o, mejor aún, vocalizándolo desde el pecho y la garganta en una sesión de relajación o de meditación. Para hacerlo, debes inspirar aire hasta llenar tus pulmones, y pronunciarlo lentamente, dejando salir el aire de manera natural, y alargando la fonética de la palabra para permitir que la vibración de este sonido particular actúe en tu mente y en tu cuerpo.

¿Qué es el Om?
¿Qué es el Om?

"El Om es uno de los mantras sagrados del budismo y el hinduismo más utilizados por su enorme poder de sanación y conexión con el Univers."

Meditación con el Om

Para meditar con el Om, concentrar tus energías y retomar la conexión con lo divino, no necesitas ser un Yogui experimentado, sólo debes hallar un sitio tranquilo, un momento a solas, en calma, en una habitación de luz tenue y sin sonidos que te interrumpan.

Siéntate en una posición cómoda, con las piernas cruzadas y la espalda recta. Respira lenta y profundamente, contando hasta cuatro en cada inhalación, manteniendo por cuatro, exhalando en cuatro y dejando los pulmones libres de aire en cuatro tiempos más. Hazlo algunas veces hasta sentirte relajado, conforme tu mente se va vaciando de pensamientos y tu cuerpo se relaja y oxigena.

Cuando te sientas listo, y sin dejar de respirar lenta y profundamente, comienza a liberar las preocupaciones, el estrés, las angustias y la negatividad de la vida diaria. Haz técnicas de visualización si te ayudan: por ejemplo, imagínate en un sitio relajado, feliz, bello a la vista, donde metes tu mano al bolsillo y tomas un globo inflable. Visualízate inflándolo sin utilizar el aire de tus pulmones, sino la energía negativa que se halla en tu interior. Cuando el globo esté totalmente inflado, libéralo y observa cómo asciende al cielo y se aleja.

"Alarga los sonidos, pronunciando la ."

Ya libre de pensamientos, negatividad y todos tus "globos" liberados, comienza a hacer la meditación del Om. Inspira profundamente, mantén el aire unos segundos, y empieza a vocalizar desde lo profundo de tu garganta el vocablo energético: Om. Alarga los sonidos, pronunciando la "o" y, cuando tus pulmones vayan aproximadamente por la mitad de su capacidad, pasa a pronunciar la "m" sin cortar el sonido. Sigue con esta letra hasta vaciar el aire de tus pulmones, y siente cómo vibra a tu alrededor, llenándote de energía.

Repite el mantra tantas veces como prefieras. Al finalizar, permanece en absoluto silencio unos instantes, disfrutando de la energía movilizada de este Om en el aire que te rodea: es la energía más pura que te cubre, te relaja, te revitaliza y te da sólo cosas buenas, que es lo que el Universo tiene para ofrecerte.