Consejos para comprar muebles viejos

Si buscas comprar muebles viejos o usados, debes aprender a elegir los más convenientes. Ello te permitirá adquirir la pieza de mobiliario en mejores condiciones para su reacondicionamiento, gastando la menor cantidad de dinero posible y optimizando la economía y el ahorro doméstico.

Siempre debemos prestar atención a los detalles y características a la hora de comprar muebles usados para restaurarlos. Pero, si no queremos tener que trabajar en su restauración, debemos prestar atención a otro conjunto de detalles, para que esos muebles antiguos, viejos o usados, no necesiten de restauraciones, sino de pequeñas remodelaciones, mayormente estéticas.

Muebles viejos: Estructura y funcionamiento

A la hora de comprar muebles viejos, lo primero que debemos observar es su estructura y capacidad de funcionamiento, y lo último a observar será su apariencia. La estructura debe estar firme y sólida, sin que el mueble tenga piezas faltantes, en especial si se trata de un mueble labrado o decorado de algún modo con texturas y formas. En lo posible, probaremos el mueble en su uso. Tomaremos asiento sobre él, asegurándonos de que la pieza esté sólida.

Si el mueble rechina, puede que sólo sea necesario un pequeño ajuste o un cambio de tornillos. Si, en cambio, el mueble tiene “juego” o una movilidad llamativa, entonces puede que para su correcto uso se haga necesaria una labor de restauración que podría resultar costosa.

En lo que respecta al aspecto estético, siempre recuerda que puedes pintar, barnizar, lavar o retapizar todo tipo de muebles, adecuándolo a tu estilo. Sin embargo, en pro de la optimización del ahorro y de la economía doméstica, busca en el mercado por piezas de mobiliario que requieran la menor cantidad posible de tareas de acondicionamiento.

Cuando compares las piezas disponibles en el mercado, no te dejes llevar exclusivamente por el precio. En lugar de ello, analiza la pieza en profundidad. Los muebles antiguos, bien pesados, suelen ser más costosos, pero también serán más resistentes, lo que justifica pagar unas monedas extra por su adquisición. Asegúrate de conocer o reconocer el material con el que han sido fabricados, para determinar la calidad y la durabilidad de la pieza a lo largo de su uso. Las piezas de pinotea, roble, cedro y otros son más costosas, pero mucho más duraderas que las piezas de pino u otras maderas y materiales.

Analiza el estado de la madera, buscando grietas o agujeros pequeños que pudieran denotar la presencia de sarcoma, insectos u otros males semejantes. La madera debería estar lisa y pareja, sin rellenos ni perforaciones de ningún tipo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Qué detalles tener en cuenta antes de comprar muebles viejos, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social