Cómo Protegerse de una Demanda Laboral

¿Qué es una Demanda Laboral?

Los despidos injustificados y el abandono de tareas forman parte del 40% de los juicios laborales, que primero pasan por una etapa de conciliación. Tendrás que destinar dinero y otros recursos (contratar un abogado, más trabajo para el área contable, etc.) para hacer frente a esta situación. Por eso, siempre es bueno saber cómo protegerse de una demanda laboral.

Como primera medida, es preciso que comprendas un poco a qué se refiere el término. Se trata de los juicios que realizan los empleados (en su mayoría ex empleados) a la empresa con el objetivo de reclamar lo que consideran justo o correcto.

Casos en los que se presentan demandas laborales

Las demandas por despido injustificado son las más frecuentes y pueden convertirse en una amenaza, afectan la organización y la imagen de la compañía, así como también requerir dinero para costear todos los gastos. Como empleador, es preciso que te asesores con un abogado para saber qué hacer y cómo protegerte de una demanda, siempre usando las leyes y normativas, claro está. En lo que se refiere a abandono laboral, podemos destacar dos circunstancias:

Métodos  para protegerte de una demanda laboral. cómo evitar demandas laborales de empleados. Tips para protegerte de una demanda laboral

© Depositphotos.com/JanPietruszka

Imagen 1. Al protegerse de una demanda laboral, el empleador evita gastar dinero y esfuerzos en un juicio.

- Cuando el empleado se ausenta del puesto tres veces en un mismo mes, de manera injustificada. Para estar considerado una falta, la persona debe faltar un día, trabajar al siguiente, volver a faltar y regresar, y así sucesivamente.

- Cuando el abandono del puesto es por tiempo indeterminado, es decir, que el empleado deja de ir a trabajar sin avisar y no hay forma de contactarse con él.

En estos casos, el trabajador puede alegar muchas razones por las cuales no ha asistido a su empleo, sin embargo, no siempre son suficientes como para justificar su accionar. Es decir, todos tenemos problemas y nos enfermamos, pero también es nuestra obligación avisar al empleador o encargado de esa situación.

Igualmente, un empleado puede presentarse ante tribunales realizando una demanda por despido injustificado aún cuando haya sido él quien cometió un error al no comunicar sus ausencias. En cualquier caso, la justicia puede actuar en favor del trabajador o de la empresa, según lo considere.

Para evitar que las cosas se dilaten mucho tiempo, existe un estadio o etapa anterior al juicio llamada “conciliación”. Se lleva a cabo unos meses después de presentar la demanda y la idea es llegar a un acuerdo para no pasar a tribunales, que lleva mucho más tiempo, recursos y energías. En la mayoría de los casos, el problema se soluciona en esta instancia.

Es preciso saber de qué manera protegerse de una demanda laboral ya que muchas personas usan esta artimaña para sacar réditos de los sitios donde trabajan, partiendo de la base de que las empresas empiezan con desventaja por ser más fuertes o poderosas. De esta manera, se lanzan a la piscina por las dudas, quizás puedan conseguir algo de dinero extra.

Tips para protegerse de un juicio laboral

Como compañía, empleador o Pyme es preciso tener en cuenta algunos consejos para prevenir un juicio laboral. Si ya has pasado por uno, para que no vuelva a ocurrir, y si aún no te ocurrió, para estar bien preparado.

En primer lugar, cuando existe una o varias causas de rescisión del contrato (puede ser por faltas del empleado, por reducción de personal, por finalización de un contrato o trabajo específico), es recomendable que el empleador termine la relación profesional con el trabajador “cara a cara”, pero también que le haga firmar los documentos que atestigüen que la persona conocía los motivos del despido o desvinculación. De esta manera, si el ex empleado va a tribunales a realizar una demanda de despido injustificado, tienes la prueba de que la persona sabía las razones.

Si el empleado abandona su puesto, por ley el empleador lo debe conservar en la planta permanente durante 15 días (esto puede variar en distintos países), para darle tiempo a la persona de revertir la situación o explicar lo que ha ocurrido. Pasando la quincena y si no hay novedades, o si se decide igualmente despedirlo, el patrón realiza la baja por ausentismo sin justificación.

En el caso de abandono y con el fin de protegerse de un juicio laboral, es bueno realizar una investigación en el Ministerio de Trabajo para saber si esa persona cuenta con otro empleo. Esta es razón suficiente para alegar que no asistió más a su puesto para seguir en otra empresa.

El patrón tiene que entregar el aviso de despido al trabajador, y que éste firme un documento aclarando que ha recibido la notificación. De esta forma, podemos protegernos de cualquier demanda posterior o contar con más armas a favor.

Por último, los abogados indican que con el fin de protegerse de una demanda laboral y de una reacción en cadena, se mantenga bajo secreto todo aquello que ocurre con el empleado en cuestión. De esta manera, sus ex compañeros no tendrán los mismos argumentos para actuar de forma similar. Si bien esto no siempre puede contener las consecuencias, tampoco es bueno divulgar los problemas legales entre empleados, socios o competidores.

¿Has pasado por la situación de tener que protegerte de una demanda laboral? Si ese no fue tu caso, recuerda todos estos consejos.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Protegerse de una Demanda Laboral, te sugerimos que visites nuestra sección Negociación laboral.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social