Cómo proteger las alfombras de las polillas

Consejos para proteger las alfombras de las polillas

Antes de guardar las alfombras y esperar que las polillas la ataquen, debemos protegerlas de esta plaga. Para ello hay que hacer lo siguiente:

  • Pasar muy bien la aspiradora y si hay manchas de grasa o comida, limpiar y dejar secar.
  • Comprar pimienta negra en grano, varias bolsitas de acuerdo al tamaño de la alfombra.
  • Perforar las bolsitas varias veces con una tijera o una aguja de tejer, teniendo cuidado que los agujeros no sean tan grandes como para que los granos de pimienta se salgan.
  • Colocar dos o tres bolsitas sobre el derecho de la alfombra, como siguiendo una línea imaginaria paralela al borde. Posteriormente, se enrolla y cada 70 cm se repite la operación, hasta llegar al borde opuesto.
  • Envolver el rollo en papel de diario o papel madera y atar el envoltorio con varios hilos. Guardar la alfombra de esta manera durante el verano, en el lugar destinado, hasta el invierno.

El olor de la pimienta alejará a las polillas durante mucho tiempo y es mas práctico que los spray antipolillas, porque permite olvidarse de repetir las aplicaciones durante todo el verano.

Gracias por leer Cómo proteger las alfombras de las polillas, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social