Cómo proteger la casa durante un tornado

Cómo proteger el hogar ante un tornado

Los huracanes, tornados o ciclones llegan sin previo aviso, o quizás con poca advertencia. Ya arribados a nuestra ciudad hay poco que podamos hacer para resguardar la integridad de nuestro hogar, solo resta protegernos y buscar refugio apropiado. Por eso, preparar la casa para resistir estos vientos fuertes es la mejor idea.

En las ciudades propensas a recibir huracanes hay empresas dedicadas a resguardar nuestra vivienda ante tornados con planes que abarcan todos los presupuestos. Pero también puedes ser tú mismo quien lo haga, utilizando recursos fáciles de trabajar y con mucho criterio.

Es fundamental un buen cierre del hogar a nivel, es decir, con persianas, postigos y trabas en puertas que aseguren protección al interior. Los cristales deberían ser reforzados, y contar con cortinas por el frente que eviten el desplazamiento de vidrios rotos.

Tanto las puertas, las hojas de las ventanas como también las persianas y los postigos, deben tener un cierre firme, sin "juegos" o movimientos una vez trabados. Esto permitirá una mejor resistencia a los vientos, además de hacer más llevadera la situación.

Protección de techos y exteriores de la casa

Si los techos son de material, por su lado exterior, no debería haber inconvenientes. Pero si son de tejas, una a dos veces por año (al menos) debes asegurarte de que se hallen bien fijas, pues los vientos pueden desplazar las que estén sueltas causando graves inconvenientes para las personas y sus propiedades. Lo mismo sucede con tanques de agua, calentadores de exterior, farolas, bancos y asientos, mecedoras, mesitas de arrime, cercas, mamparas de la piscina, macetas y todo elemento que pueda ser arrancado de su sitio por el fuerte viento.

Muy similar es lo que sucede con los muebles y decoraciones del jardín. Los gnomos y adornos son simpáticos, pero pueden convertirse en una verdadera arma letal ante un tornado. Lo mejor es fijarlos a su ubicación en el piso mediante caños roscados, cemento, mortero o bien amurándolos. Así, podrás disfrutarlos sin provocar accidentes.

Las plantas son otro detalle a considerar. Si tienes grandes árboles, asegúrate de podar sus ramas debilitadas y secas anualmente, y quita las que puedan caer sobre la casa o diversas estructuras. Es una acción simple que realizarás sólo una vez por año en la mayoría de los casos, y que realmente puede salvar vidas.

Protección dentro del hogar ante un tornado

Ten siempre en condiciones el refugio contra tornados o huracanes. Puede ser el sótano, reforzando su estructura y manteniendo bien cerradas las ventanas. Si fueran con cristal, colócales una malla metálica por el frente. Guarda linternas con baterías llenas, botellas de agua limpia, ropa de abrigo, botiquín de primeros auxilios y comida envasada no perecedera y que no requiera cocción.

Cuando llegue el viento fuerte, corta el suministro de gas, de agua y el eléctrico en el hogar, y dirígete sin demoras al refugio. Permanece allí hasta tanto escuches al servicio municipal de emergencias declarando la zona segura, o bien hasta que notes movimiento en las calles.

Siempre solicita a los organismos una inspección de servicios antes de volver a utilizarlos, para corroborar que no haya fugas ni pérdidas peligrosas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo proteger la casa durante un tornado, te sugerimos que visites nuestra sección Seguridad.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social