Cómo prosperar en tu propio negocio

Cómo prosperar trabajando por cuenta propia

Una de las preguntas más comunes de quienes comienzan su propio proyecto es cómo prosperar trabajando por cuenta propia. Obviamente, es un tema muy amplio para poder tratarlo por completo en un artículo, ya que cada tipo de negocio es un mundo. Sin embargo, podemos compartir algunos consejos que son aplicables a todo tipo de emprendimiento.

1.  Saber lo que haces y dónde quieres llegar

Parece obvio pero mucha gente va por la vida sin saber muy bien lo que quiere. Trabajar por tu cuenta es duro y si no tienes claro qué quieres hacer, por qué (lo más importante) y hasta dónde quieres llegar, te resultará más duro todavía. Tienes que tener un gran porqué que te impulse en los momentos difíciles. Cada uno tiene sus propias razones y todas son buenas; eso sí, si tu única razón es tener más dinero, no será suficiente. Los dos primeros años son los peores, asúmelo y ten tu razón, tu motivo, siempre presente.

Además, es importante tener claro, al menos hasta cierto punto, hasta dónde quieres llegar. ¿Quieres un negocio grande con muchos empleados y franquicias? ¿Algo más pequeñito, trabajar desde tu casa? Tú decides pero hasta que no sepas exactamente qué es lo que quieres no podrás enfocarte en lo que es importante y es fácil que te disperses perdiendo mucho tiempo y energía.
Cuando tienes claros tus objetivos en cada momento y también lo que más beneficios te da, te resulta más simple centrarte y obtener resultados. Es muy fácil perder el tiempo, así que asegúrate de repasar tus objetivos frecuentemente.

2. Aprender de gente que está donde tú quieres estar

Tener algún mentor que te apoye es fundamental. Por supuesto, puede implicar una inversión de dinero, pero te ahorrará tiempo, errores, disgustos y recuperarás la inversión con creces. Quizás algunas personas consigan sus objetivos solas, pero probablemente hayan tardado más. Depende de ti.

3. Aprender sobre marketing

No nos engañemos: el marketing y las ventas nos asustan y nos echan para atrás a los que somos ajenos al tema. Nos da miedo, nos da vergüenza, lo asociamos con engañar o manipular y así no se puede. El marketing no es otra cosa que saber presentar lo que ofreces de forma atractiva y no tienes por qué mentir, engañar o manipular. Ya es hora de que te quites eso de la cabeza porque si no sabes vender no vas a tener un negocio.

Tendemos a demonizar lo que desconocemos y nos perdemos muchas cosas, con lo fácil que es aprender y perderle el miedo. Que el vecino de enfrente engañe no quiere decir que tu tengas que hacer lo mismo. Tú puedes llevar tu negocio como tu quieras y cuando más honesto e íntegro seas, mejor.

Si tu negocio no va bien y quieres que sea un negocio en vez de una afición, déjate de cursos de formación que solo engordan tu currículum y empieza a aprender a conseguir clientes, eso lo cambia todo. La formación es imprescindible pero siempre manteniendo una visión estratégica, que no sea al azar. Si necesitas perfeccionar una técnica para mejorar tu trabajo, la aprendes; si necesitas aprender a hablar en público para pasar al siguiente nivel, aprendes; si necesitas aprender marketing, lo aprendes. Pero no te escudes en cursos para no pasar a la acción, no te sirve de nada tener ochenta títulos de coaching, por ejemplo, si no tienes ningún cliente.

4. Ser persistente

Esto es fundamental, aquí no se regala nada y si te caes diez veces debes levantarte once. Trabaja con empeño aunque estés cansado o desmotivado (muy frecuente cuando empiezas), o al contrario, alegre y relajado cuando las cosas van bien (y aquí es fácil despistarte, aflojar y ver la falta de resultados unos meses después). Que no te engañen; hay que trabajar mucho y por eso es imprescindible tener una razón que te impulse en todo momento. Pero tampoco te asustes, es muy enriquecedor y si te organizas bien tendrás la libertad y flexibilidad que hacen que todo valga la pena.

5. Trabajar tu mentalidad

Tener tu propio negocio es una de las cosas más enriquecedoras que hay a nivel de desarrollo personal. Eso sí, a medida que vayas avanzando saldrán a la luz inseguridades y creencias limitantes que tienes que trabajar para no quedarte estancado en el nivel donde estás. Creencias respecto al marketing y ventas, el dinero, ayudar a los demás, estar a la altura, siempre saldrá algo, independientemente del nivel en el que estés...

Estos son los cinco pilares que te ayudarán a prosperar en tu propio negocio y que son aplicables a todo tipo de emprendimiento, aunque se puedan añadir más cosas. ¿Cuál es el más importante para ti?

La Dra. Aida Baida Gil, coach certificada y fundadora de www.coachdelaprofesional.com se dedica a ayudar a las mujeres profesionales que se sienten estancadas o insatisfechas y que están listas para avanzar profesionalmente, establecerse por su cuenta o redirigir su carrera. Si buscas claridad, motivación, acción y resultados, recibe su boletín gratis en www.aidabaida.com

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo prosperar en tu propio negocio, te sugerimos que visites nuestra sección Desarrollo Profesional.

Esta nota te fue útil?
17 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social