Propiedades del Aceite de Semillas de Uva

Cómo aprovechar los beneficios del aceite de semillas de uva. Propiedades y beneficios del aceite de semillas de uva.

Conoce las propiedades que brinda el aceite de pepitas de uva en la salud, el bienestar y la belleza, para aprovecharlo en todos tus tratamientos.

Propiedades del Aceite de Semillas de Uva

Beneficios y Usos del Aceite de Pepitas de Uva

Seguramente querrás aprovechar las propiedades del aceite de semillas de uva en tus masajes, tratamientos de belleza, producción de cosméticos y también en tu cocina. Es que se trata de un producto de enormes bondades para la salud, altamente nutritivo, capaz de aliviar dolencias y de mejorar el aspecto de cada parte de tu cuerpo.

Este aceite es obtenido por el triturado, prensado y extraído de las pepitas de uva, generalmente descartadas durante la producción del vino, el mosto y otros productos vitícolas. Como se requiere de mucha materia prima para obtener tan solo un poco (se obtiene una botella de aceite puro por cada tonelada de uvas), su costo comercial suele ser algo elevado, pero vale la pena la inversión para aprovechar sus aportes de Vitaminas, antioxidantes, ácidos grasos esenciales y más.

Beneficios del aceite de pepitas de uva para la salud

- Es efectivo para tratar la diabetes, pues aporta alta cantidad de ácido linoleico poliinsaturado

- Ya que tiene propiedades antiinflamatorias, alivia enfermedades de tipo inflamatorio como la artritis, gastritis, colitis, sinusitis y otras semejantes.

Cómo aprovechar los beneficios del aceite de semillas de uva. Propiedades y beneficios del aceite de semillas de uva.
Elige aceite de pepitas de uva orgánicas y de prensado en frío, que conserva mejor sus propiedades.

© Depositphotos.com/joannawnuk

"Este aceite es obtenido por el triturado, prensado y extraído de las pepitas de uva, generalmente descartadas durante la producción del vino, el mosto y otros productos vitícolas."

- El consumo de este aceite ayuda a aliviar cuadros de asma y alergias (es un antihistamínico natural)

- Ayuda en el tratamiento de problemas cutáneos como dermatitis, acné y otros problemas de la piel.

- Ya que acelera la recuperación celular al tiempo que eleva las defensas, se ha demostrado que consumir aceite de pepitas de uva ayuda en la prevención de ciertos tipos de cáncer, especialmente de colon, senos, estómago, pulmones y próstata.

- En la sangre, ayuda a reducir el colesterol malo (LDL) y los niveles de triglicéridos, al tiempo que eleva la concentración de colesterol bueno (HDL). También ayuda a regular la circulación sanguínea, colabora en el tratamiento y la prevención de la hipertensión, previene infartos y enfermedades cardíacas, y es anticoagulante.

- Este aceite ayuda a prevenir la obesidad, con aportes calóricos bajos. Colabora en los procesos intestinales, combate el estreñimiento, y esto favorece la reducción de las grasas corporales.

El aceite de semillas de uva en la piel y el bienestar

- Ya que es un tónico astringente natural, ayuda a tonificar la piel, dejándola tersa, con menos arrugas y bien nutrida.

Usos del aceite de semillas de uva. Cómo usar el aceite de semillas de uva en la cocina. Aporte nutricional del aceite de pepitas de uva.

Este aceite es genial para masajes descontracturantes; aliviará los músculos y la inflamación luego de jornadas extenuantes.

© Depositphotos.com/vkph64

"Este aceite es indicado para consumir en crudo, o también para cocinar en horneados, frituras y platillos que requieran de alto calor."

- Por su textura, rápida absorción y alto poder de nutrición, resulta en un genial aceite para masajes, de buen aroma y sin contraindicaciones demostradas (en un consumo o uso controlado y no excesivo).

- Su aplicación regular, acompañada de masajes y fricciones, ayuda a mejorar la apariencia de la piel con celulitis.

- Por ser nutritivo e hidratante para la piel, colabora en los tratamientos para mejorar la apariencia de estrías y otras marcas, dejándola brillante, hidratada y de aspecto rejuvenecido.

Usos del aceite en la cocina

En reglas generales, este producto se compone de grasas saturadas (ácidos palmítico y esteárico), grasas monoinsaturadas (ácido oleico) y grasas poliinsaturadas (ácido linoleico - Omega-6). Es un aceite muy estable y soporta bien el calor de los procesos de cocción, sin echarse a perder o ponerse rancio en estos métodos de cocina.

Finalmente, el aceite de pepitas de uva es el indicado para consumir en crudo, o también para cocinar en horneados, frituras y platillos que requieran de alto calor.