Propiedades de la manzanilla

Conozcamos las propiedades y beneficios de la manzanilla o camomila, un pequeño milagro de la naturaleza a nuestro alcance.

Propiedades de la manzanilla

Propiedades de la manzanilla

Beneficios de la manzanilla o camomila

La manzanilla, o camomila, es uno de los aliados más naturales y efectivos para la salud y para mejorar nuestro aspecto físico general.

Aunque relacionamos a la manzanilla o camomila con infusiones relajantes, lo cierto es que podemos usarla de muchas maneras y para muchas condiciones. Sus flores y hojas son ideales para tratar nervios, tensiones, y para liberar nuestro cuerpo y mente de los pensamientos diurnos, preparando una noche de sueño reparador. Además, son una buena solución para combatir malestares gastrointestinales y otras condiciones.

La camomila, usada como infusión en el baño y en cataplasmas, es útil para combatir, eliminar y curar el mareo, la acidez estomacal, la indigestión, úlceras estomacales, dolores de estómago simples o complejos (siempre bajo supervisión médica, descartando males mayores) y también nos ayuda a liberar al cuerpo de músculos acalambrados.

Propiedades de la manzanilla
Propiedades de la manzanilla

© Depositphotos.com/nevodka

"Aunque relacionamos a la manzanilla o camomila con infusiones relajantes, lo cierto es que podemos usarla de muchas maneras y condiciones."

Además, alivia los síntomas de la diarrea, es un aliado para combatir la resaca por consumo de alcohol en exceso, y es ventajosa contra el insomnio y para desinflamar tejidos, en particular la piel, por ejemplo en su exposición prolongada al sol, en quemaduras, golpes u otros males.

Es difícil describir las propiedades específicas de las flores, hojas y aceite esencial de la manzanilla, pues la lista es tan prolongada como sus usos en la vida actual. La camomila tiene, entre otras, las siguientes propiedades:

- Es relajante
- Es un decolorante natural de manchas en cabello y piel
- Es un efectivo anti inflamatorio
- Es antialergénica
- Es analgésica y útil para aliviar espasmos
- Colabora en la digestión

Cómo usar la manzanilla

La mejor manera de preparar la manzanilla es dentro de una tetera o en un contenedor con tapa, pues debemos evitar que se escape el vapor del agua caliente, que es donde se alojan muchas de sus propiedades benéficas.

Infusión de manzanilla: Agrega agua bien caliente a flores y hojas de manzanilla dentro de un recipiente, deja asentar hasta que tome una temperatura deseada, y consume inhalando bien profundo sus vapores.

Cataplasmas de manzanilla: Humedece las flores y hojas de la camomila y colócalas dentro de una gasa abierta, para aplicar directamente sobre la piel en la zona afectada.

"Al preparar la manzanilla debemos evitar que se escape el vapor del agua caliente, que es donde se alojan muchas de sus propiedades benéficas."

Manzanilla en el baño: Procura colocar algunas flores y hojas (frescas o secas) dentro de una bolsa de tela de gasa abierta, que dejas flotando en el agua.

También puedes agregar unas gotas de aceite esencial, que adquieres en farmacias, droguerías y en muchísimos mercados de tu ciudad a un precio más que adecuado.