Propiedades de la calabaza

Propiedades y beneficios de la calabaza

Subestimada, considerada vegetal cuando en verdad es una fruta, reservada para las sopas invernales y los pasteles del Día de Acción de Gracias, y hasta relacionada con las brujas y los hechiceros. Pobre calabaza, con tantos beneficios para nuestra salud, aún no goza del prestigio que bien se merece.

Si tú también quieres saber por qué debemos elevarla a su categoría de estrella en la cocina, aquí te contamos sobre sus propiedades y beneficios para nuestro bienestar.

Composición de la calabaza

De la familia de las Cucurbitáceae y denominada bajo el nombre científico Cúrcubita pepo, la calabaza (zapallo, ayote) es un medio de hidratación genial para nuestro cuerpo, pues un 96% de su carne es agua. También es una buena fuente de fibras, hidratos de carbono naturales, proteínas, lípidos, minerales (potasio, magnesio, hierro, calcio, fósforo, manganeso, sodio, cobre), vitaminas (de los grupos A, C, B), betacarotenos, Omega 3, aminoácidos y otros ácidos esenciales como el oxalático, linoleico, aspártico, oleico, palmítico y fólico.

Beneficios de la calabaza en nuestra salud

Por su aporte de fibras, las calabazas regulan el tránsito intestinal. Sus jugos poseen una suave acción laxante y astringente, siendo ideal en la dieta ante diarreas y otras condiciones similares. Posee propiedades anti inflamatorias naturales y es un buen antioxidante, por lo que frena la acción de los radicales libres y previene el envejecimiento celular prematuro.

Es ideal para elevar las defensas de nuestro cuerpo, fortaleciéndolas y colaborando en la formación de anticuerpos, glóbulos blancos y rojos. Los ojos también se benefician con ella, pues un consumo regular previene las cataratas y alivia las existentes. También disminuye la absorción de grasas en las arterias, lo que es beneficioso para quienes sufren de arterioesclerosis.

Otras ventajas de la calabaza incluyen la estimulación del páncreas, la regulación de azúcar en sangre, junto con el estímulo para la eliminación de mucosidades en pulmones, bronquios y garganta.

Un consumo asiduo de calabaza ha demostrado prevenir enfermedades cardiovasculares y se la ha relacionado con la prevención de ciertos tipos de cáncer, como los de próstata, cuello uterino y pulmón. Además, colabora en casos de hipertensión, hiperuricemia, gota, cálculos renales, y alivia la retención de líquidos. A nivel estomacal y digestivo, su consumo ayuda a aliviar y prevenir la acidez, la dispepsia, la gastritis, y la pirosis o ulceras gástricas y gastroduenales.

Sus semillas, cocidas o tostadas, alivian los problemas de próstata, y en crudo es un antiparasitario ideal que logra paralizar hasta la tenia (la llamada "lombriz solitaria") y los áscaris que se alojan en nuestros intestinos.

Finalmente, la calabaza es un alimento genial para la piel: no sólo la hidrata y previene el envejecimiento prematuro, sino que además sus jugos logran combatir inflamaciones y quemaduras mediante la sola aplicación de compresas sobre las zonas afectadas.

Como ves, vale la pena introducir calabaza a tu dieta regular, ¿no lo crees?.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Propiedades de la calabaza, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social