Propiedades de la alcachofa

Beneficios de la alcachofa o alcaucil

La alcachofa o alcaucil es un vegetal utilizado principalmente a la hora de perder peso, o para controlarlo en dietas pobres en calorías y grasas. No obstante, esta verdura nos aporta muchas otras propiedades terapéuticas además de la de rebajar tallas: sigue leyendo para averiguarlas todas y beneficiarte de ellas.

Alcachofa para perder peso

Por su bajo contenido en calorías (unas 45 por pieza) y prácticamente 0% colesterol, la alcachofa se recomienda en dietas para adelgazar. Además, no se trata de "calorías vacías"; aporta un contenido interesante en vitamina A, B6 y C, así como calcio y sodio.
Sus ácidos esenciales logran disminuir la presión sanguínea y los niveles de colesterol malo, aconsejable para reducir el riesgo de padecer infartos y mala circulación, entre otros trastornos cardiovasculares.

Si nos cuesta consumir la alcachofa en su forma natural, siempre es posible licuarla y añadirle un poco de agua con limón, para darle un toque de sabor distinto. Conviene tomar un vaso grande en ayunas. En ensaladas y otros tipos de platos, es obligatorio consumir la alcachofa cruda para aprovechar al máximo sus propiedades nutritivas y terapéuticas.

Alcachofa contra el cáncer y la diabetes

Se cree que el ácido cafeico del alcaucil podría servir para mejorar o incluso curar determinados procesos cancerígenos, aunque este uso particular aún no ha sido estudiado a fondo. Las hojas secas de la alcachofa tomadas en infusión igualmente previenen la aparición de diabetes, al bajar el nivel de azúcar en sangre.

Otra propiedad destacable radica en la protección que la alcachofa brinda al hígado, y por tanto, también ayuda en la prevención y recuperación de enfermedades hepáticas como la hepatitis o determinadas intoxicaciones. De esta forma, resulta interesante su uso para eliminar líquidos del cuerpo, cosa que viene muy bien a pacientes que deben eliminar toxinas por sufrir, por ejemplo, de enfermedades como la gota o la artritis. En este caso, se pueden beber dos vasos a diario del jugo de alcachofa o alcaucil.

Una última propiedad a resaltar la encontramos en su capacidad humidificadora del sistema ocular, hirviendo unas cucharadas de hojas secas y aplicando la solución con un poco de algodón sobre los ojos secos o irritados.

Precauciones al comer alcachofa

Al aumentar la producción de bilis, la alcachofa está contraindicada para personas con piedras en la vesícula biliar, aunque puede ser consumida por aquellos que sufren únicamente de problemas renales (sin abusar). Mujeres embarazadas o que estén dando el pecho a sus hijos también deben consultar al médico antes de iniciar algún proceso natural con la alcachofa, aunque durante el embarazo se puede consumir en su forma natural.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Propiedades de la alcachofa, te sugerimos que visites nuestra sección Nutrición y Alimentación.

Esta nota te fue útil?
12 valoraciones.
El 92% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social