Productos Peligrosos para tu Perro

Peligros para tu Perro en tu Propia Casa

En casa hay muchos productos peligrosos para tu perro que es mejor tener alejados y seguros, de modo que nuestra mascota no las alcance e impidamos accidentes. Para asegurarle salud y bienestar, sólo necesitas conocer estas 10 amenazas habituales y tomar las medidas necesarias para evitarlas.

4 Alimentos peligrosos para el perro

Hay alimentos que damos a nuestros amigos de cuatro patas para compartir con ellos, pero no siempre estamos haciéndoles un bien. Muchas de las comidas que son completamente inofensivas para nosotros, y hasta para otras mascotas del hogar, son en verdad venenosas para nuestros canes, como las de esta lista:

1. Chocolate: Es sabido por todos que no se debe dar chocolate a los perros ya que tiene teobromina, un alcaloide que estimula el sistema nervioso central y genera un profundo impacto en la salud cardiovascular del animal. Si sospechas que ha comido chocolate, observa si presenta hiperactividad, diarrea, vómitos, incontinencia urinaria, elevación del ritmo cardíaco (toca la parte de su axila, allí podrás sentirlo), jadeos, espasmos y temblores. Como precaución, asegúrate de guardar todos los alimentos que tengan este ingrediente lejos de su alcance, y de enseñar a los niños a no convidarles esta delicia que seguramente querrán comer.

Productos peligrosos para tu perro en casa. Evita accidentes con los productos venenosos para tu perro. Productos peligrosos para tu mascota

© Depositphotos.com/budabar

Imagen 1. Puede ser divertido ver a tu perro jugar con una mazorca, ¡pero ten cuidado que no la parta e ingiera!

2. Frutas con hueso: Algunas frutas son deliciosas y seguras para los perros, pero tienen hueso o carozos grandes que pueden incrustarse en su sistema digestivo, y también bloquear las vías respiratorias. Estas incluyen los aguacates (paltas) y otras semejantes. Lo mismo se aplica a los vegetales con centros duros, como la mazorca de maíz (choclo).

3. Semillas: No sólo las grandes son peligrosas para tu perro, también otras pequeñas ya que pueden obstruir las vías respiratorias y contener compuestos que resultan tóxicos para los animales. Se incluyen las semillas de los cítricos, melocotones (duraznos), albaricoques (damascos) y otras.

4. Plantas: Aunque no son “comestibles” de por sí, las incluimos en esta lista porque es habitual que nuestros perros muerdan y coman las plantas que tenemos en el jardín, ya sea jugando o en el intento de comer pastito por un malestar estomacal. Algunas son inofensivas, mientras que otras les resultan tóxicas y afectan su sistema nervioso central. Esta lista se incluye azaleas, azafrán de otoño, adelfas, belladonas, cicutas, ricinos, lirios de los valles y muchas más. ¡Mejor aleja a tu mascota de los tiestos!

Otros productos peligrosos para tu perro

No se trata sólo de los alimentos que tenemos en casa y que pueden poner en peligro a tu mascota. Estas son otras precauciones que también debes observar:

Medicamentos: Algunos fármacos pueden ser compartidos entre humanos y perros, aunque no la mayoría. Por ejemplo, el paracetamol (el analgésico presente en casi cualquier hogar, y tan suave con los humanos), daña su hígado y afecta sus glóbulos rojos. Si notas que hay dolor o inflamación en el cuerpo de tu perro, consulta con un médico veterinario y nunca lo mediques por tu cuenta.

Productos de limpieza: En especial los del grupo álcalis, que incluyen el cloro, la lavandina, la lejía y los subproductos que los contienen (además de muchas baterías). Al ser inhaladas o ingeridas, queman los tejidos blandos y mucosas del animal, irritan el tracto digestivo y respiratorio, y suelen ser fatales en tan solo 24 horas. Los síntomas más habituales incluyen irritación y dolor, babeo, falta de apetito y letargo.

Productos peligrosos para perros en el lavadero: Los detergentes, suavizantes y productos para el lavado de la ropa poseen habitualmente ingredientes catiónicos, nocivos y hasta fatales para los perros. Los síntomas incluirán babeo, vómito, letargo, quemaduras en la boca y la garganta, convulsiones, y coma.

Bolitas de naftalina: La naftalina, tan eficiente para mantener las polillas lejos de nuestra ropa, es especialmente dañina para el hígado de tu perro, y también impacta en su sistema nervioso central. Si tu mascota las come, notarás convulsiones y vómito, entre otros síntomas. Mantén estas bolitas en sitios altos, contenidas en bolsitas de telas y bien seguras.

Productos peligrosos para el perro en el taller: Si tienes combustibles y productos para el coche, asegúrate de que estén fuera de su alcance, siempre bien cerrados en sus contenedores. El anticongelante, por ejemplo, tiene etilenglicol, que impacta sobre el sistema renal y provoca síntomas que incluyen convulsiones, vómito y letargo.

En el interior del hogar: Los canes adoran el sabor mentolado de nuestras cremas dentales y enjuagues bucales. Pero aléjalos ya que suelen tener ácido bórico, que les provocará vómitos, convulsiones, coma y muerte.

Para evitar accidentes con los productos peligrosos para el perro asegúrate de mantenerlos fuera de su alcance, y en botellas bien cerradas que no puedan derramarse. Además, dale un alimento balanceado o pienso seco adecuado para su peso, tamaño y condiciones, de modo que no tenga hambre a lo largo del día.

Si deseas leer más artículos similares a Productos Peligrosos para tu Perro, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social