Problemas de Jardinería Más Comunes

Solución a Problemas de Jardinería más Comunes

Tengas o no lo que se conoce  como ‘mano verde’, seguro alguna vez has tenido algunos de los problemas de jardinería más comunes sin saber precisamente qué hacer para solucionarlos… ni para evitarlos. ¡Pero no te preocupes!. Aquí haremos un repaso sobre los inconvenientes más habituales (aunque no los únicos, claro), y te daremos las soluciones más eficaces para solucionarlos.

Problemas con el agua en tu jardín

Dos de los más frecuentes problemas de jardinería se relacionan al agua, tanto del riego como también de lluvias, otros fenómenos climáticos, y hasta la que queda retenida en el suelo a partir de su composición y drenaje.

El primero de ellos tiene que ver con la sequía, reconocida como el estado constante o permanente de falta de agua, y puedes observarla simplemente notando que la tierra se agrieta o se nota suelta.

Solución a problemas habituales de jardinería. Cómo evitar los problemas comunes en jardinería. Problemas de jardinería y su solución

© Depositphotos.com/halfpoint

Imagen 1. Con estos consejos lograrás jardines, canteros y cultivos fenomenales, sin usar químicos ni costosos productos comerciales.

La sequía tiene una solución bastante simple: obviamente, regar, pero debes atender a la composición del suelo, agregando material arcilloso o elementos complementarios que retengan la humedad. El mantillo (cobertura superficial) te ayudará a evitar la evaporación del líquido. También presta atención al drenaje, asegurándote de que no sea excesivo.

Por otro lado, el exceso de agua genera otro problema bastante común y suele ser igual de perjudicial para tus plantas. Regar con demasiada frecuencia, lluvias abundantes, acumulación de nieve que se va derritiendo o el drenaje inadecuado, así como una composición demasiado arcillosa de la tierra, propician la acumulación del agua y que puede favorecer la pudrición de las raíces y el deterioro de la planta. Verifica que el drenaje sea adecuado, que la tierra no se enfangue fácilmente, controla el riego usando medidores de humedad, y si vives en una zona muy lluviosa, establece un terreno drenado o inclinado para evitar la acumulación.

Otros problemas de jardinería comunes

Además de prestar atención al agua de tus cultivos, verifica la existencia de estos problemas comunes y aplica las soluciones recomendadas:

1. Animales: Los perros, gatos, pájaros silvestres, conejos, comadrejas y otros roedores pueden ser los causantes de varios problemas. La presión de su paso, su orina o las mordidas, o también cuando hacen pozos deterioran las plantas e inhiben su desarrollo. La mejor manera de lidiar con eso es crear un cerco que impida su acceso a los canteros y cultivos. En el caso de las aves, un toldo a modo de techo puede ayudar, y también los móviles de materiales brillantes que, al desconocerlos, los ahuyentan.

2. Caracoles: Son una de las mayores amenazas de los cultivos y plantas, pues normalmente las visitan por la noche y sin que lo sepamos, en busca de abrigo y alimento. Contrólalos creando barreras de hilo de cobre, con mantillo de aguja de pino, y con barreras físicas alrededor de tus cultivos.

3. Hongos y moho: Se producen por humedad o la presencia de enfermedades. Se observan con manchas negras/oscuras o blancas/grisáceas en las hojas, y a menudo con aspecto de polvillo. Cada hongo y especie de planta tiene su propia cura natural recomendada, y en reglas generales, se soluciona limpiando las hojas con paños suaves y aplicando fungicidas caseros naturales (como la mezcla de leche y agua, o la solución de jabón blanco disuelto en agua, entre otros).

4. Insectos: Suelen visualizarse a simple vista. Algunos son muy pequeños y anidan por debajo de las flores o detrás de las hojas. Una inspección ocular te permitirá detectarlos, y aplicar la solución más adecuada para cada tipo de insecto y de planta (consulta a un especialista si los detectas).

5. Malas hierbas: Aunque muchos las consideren inocentes, son grandes agresores en nuestros jardines. Debes quitarlas con frecuencia, arrancándolas de raíz para evitar su propagación. En cultivos grandes puedes usar herbicidas, pero no es la solución natural que te recomendamos aplicar.

6. Podredumbre: Como vimos antes, la acumulación de agua en la tierra conduce a la podredumbre de las raíces. También el exceso de humedad en el ambiente o el riego en abundancia provocan la pudrición de tallos, hojas y flores. Retira las partes mustias y deja que la tierra escurra el agua antes de volver a regar. Evita fertilizar si notas podredumbre o partes mustias/marchitas en tus plantas.

Aunque hay muchas otras dificultades que pueden presentarse, según las especies, el clima y las condiciones de tus cultivos, estos son los más problemas de jardinería más comunes que puedes encontrar en casa, y sólo necesitas aplicar las soluciones indicadas para olvidarte de ellos y lucir jardines hermosos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Problemas de Jardinería Más Comunes, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social