Cómo prevenir y aliviar la congestión de los senos

Congestión de senos en el embarazo

En general, la congestión de los senos suele aparecer durante los primeros días de nacimiento, que es cuando la leche comienza a bajar y algunos bebés no se prenden muy rápidamente al pecho.

Entonces, la leche se acumula, haciéndose presente los síntomas ya descritos.

Con el transcurso de los días y cuando la ingestión de leche por parte del recién nacido se normalice y se haga regular, la congestión suele desaparecer por si sola. Pero no está de más unos consejos para aliviar este malestar tan común en nuevas mamás.

Consejos para evitar la congestión de los senos

Para evitar que los senos se congestionen, podemos llevar a cabo sencillas maniobras.

  • Amamante a su bebé alrededor de 10 veces al día, así no permitirá que la leche se acumule.
  • Si por alguna causa el bebé ha tomado un biberón, retire la leche del pecho como si su bebé se hubiera amamantado.
  • Si su bebé ya tiene algunos meses y desea destetarlo, no lo haga de una vez, sino gradualmente. A medida que el niño deje de mamar, la secreción de leche irá disminuyendo.

Consejos para aliviar la congestión de los senos

Si los senos ya se encuentran congestionados, hay algunas maneras de aliviar el malestar:

  • Coloque sobre sus pechos toallas humedecidas con agua caliente durante unos 5 minutos o báñese con agua caliente antes de amamantar. Esto ayudará a que la leche fluya más rápidamente.
  • Masajee con frecuencia su seno, sobre todo antes y después de amamantar o de extraerse leche.
  • Luego de amamantar puede colocarse compresas frías para aliviar el dolor y la hinchazón de los pechos.
  • El bebé debe tomar de ambos senos. Si no lo hace, se debe extraer la leche del seno que no ha sido usado para amamantar.
  • Trate de evitar el uso de biberones si sufre de congestión.
  • Si al terminar de amamantar siente que aún tiene mucha leche, es conveniente extraerla.
  • Utilice un buen sostén que ajuste pero que no apriete.
  • No tome medicamentos para solucionar la congestión sin antes consultar al su médico, ya que puede ser contraproducente para la salud del bebé.

Si la congestión de senos va acompañada de fiebre, escalofríos y mucho dolor, consulte de inmediato a su médico, ya que se puede estar frente a una infección.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Gracias por leer Cómo prevenir y aliviar la congestión de los senos, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 92% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social