Cómo prevenir la piel atópica

Métodos naturales para combatir la dermatitis atópica

La piel atópica, o dermatitis atópica, es un trastorno cutáneo que inflama la piel, produciendo un particular tipo de escamas enrojecidas.

Más frecuente en la cara, el torso y el cuero cabelludo, afecta especialmente a niños pequeños, aunque también es frecuente en personas adultas. Aquí veremos a contarte cómo combatir la piel atópica sin necesidad de tomar fármaco alguno.

Alimentos desintoxicantes para la piel atópica

Los eccemas que se forman durante la dermatitis atópica precisan de una dieta sana y desintoxicante, la cual aporte nutrientes y prevenga que la piel deba realizar un esfuerzo extra para depurar las toxinas.

Es por esto que la levadura de cerveza, que contiene vitamina B en abundancia, ayuda a depurar la piel al máximo, y a la vez lucha contra los nervios y el estrés, dos causas muy relacionadas con la aparición de eccemas. El salvado de trigo, con una fuente importante de fibra, y la harina de maíz, otro alimento natural con alta presencia en vitamina A y grasas saludables, se deben incluir en la dieta y recetas diarias por su acción laxante e hidratante de la piel, respectivamente.

Avena, leche de cabra y nueces para la dermatitis atópica

Al igual que la levadura de cerveza, la avena es muy rica en vitaminas del tipo B y en un componente conocido como avenina, hecho que la hace muy recomendable para apaciguar los nervios (ideal para tomar en el desayuno antes de rendir un examen) , a la vez que hidrata la piel de forma natural (gracias a su cantidad de ácidos grasos insaturados).

Para luchar aún más eficazmente contra la piel atópica, un buen truco es comprar copos de avena integrales y tomarlos con un tazón de leche de cabra, que produce menos alergias que la leche de vaca tradicional, así como añadir tres o cuatro nueces peladas, fruto seco con un buen aporte en inositol y biotina, nutrientes capaces de calmar la inflamación de los eccemas y evitar el estrés.

Combate los eccemas con aceites naturales

No solo podemos prevenir la dermatitis atópica cuidando lo que tomamos en la mesa, sino también aplicando externamente distintos tipos de aceite 100% naturales. El aceite de rosa mosqueta es posiblemente el mejor aceite para utilizar en niños pequeños, debido a su acción reparadora y a su suavidad, hecho que lo hace utilizable a diario, incluso con la piel fina de los bebés.

El aceite de caléndula y de onagra son otros tratamientos que pueden funcionar, este último especialmente se encuentra indicado cuando el trastorno se presenta de forma severa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo prevenir la piel atópica, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social