Cómo prevenir la cibercondría

Prevención de la cibercondría

En nuestra era de exceso de información, ha aparecido un nuevo mal social: la cibercondría. Se la define como la hipocondría nacida a partir de la revisión de síntomas de enfermedades mediante Internet.

Cómo nace la cibercondría

Es sabido que Internet nos ofrece acceso ilimitado a información de todo tipo. Dentro de las posibilidades, podemos revisar contenidos médicos, jornales, informes y todo tipo de información relativa a la medicina, en los que podemos aprender y conocer los síntomas de enfermedades variadísimas. Esto es una herramienta de gran utilidad para estar al tanto de tales sucesos, pero sin quererlo, también se ha transformado en fuente de un mal social que afecta a personas que se dejan influenciar y sugestionar por la sola lectura de la información.

Esos contenidos puedes encontrarlos incluso en CómoHacerPara, con el fin de prevenir enfermedades, pero debes recordar que la medicina es una carrera que requiere años de estudio, y más años de práctica para dominarla, y no porque cumplas los síntomas listados en un artículo significará que estás enfermo: puede ser una exageración, pueden ser síntomas de otra enfermedad, o puede que sólo los sientas por sugestión ante el material leído. Sin embargo, si has leído información verídica y en verdad cumples con tales condiciones sintomáticas, lo último que debes hacer es automedicarte. Acude a un médico especializado en el tema, o al menos a un médico clínico, para obtener un diagnóstico acertado.

Acudir al médico es, hoy en día, una tarea que requiere tiempo y dinero. Es por ello que muchas personas eligen automedicarse o confiar en artículos generales que enumeran síntomas de una enfermedad. Si bien puede utilizarse como fuente de información, es necesario saber que automedicarse o tomar como verdades absolutas estos contenidos, puede tener complicaciones y consecuencias mucho peores.

La cibercondría posee iguales resultados: si una persona se deja sugestionar por la sintomatología de una enfermedad, y elige automedicarse, puede que esté poniendo en riesgo su vida.

Como siempre, te recomendamos ser precavido con respecto a los contenidos que leas en Internet. En el caso de una duda comprobada y no fundada en supuestos, acude al médico, quien te sabrá hacer un análisis más adecuado. Y no te sugestiones: recuerda que hay males que todos sufrimos sin siquiera darnos cuenta, y no por ello significa que tengamos alguna patología o enfermedad.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer Cómo prevenir la cibercondría, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social