Cómo Prevenir el Síndrome Post Vacacional

¿Qué es el Síndrome Post Vacacional?

Antes de prevenir el Síndrome Post vacacional, es importante conocer los síntomas de esta patología cada vez más frecuente. Todos, claro está, se producen al terminar las vacaciones y comenzar a trabajar de nuevo. Algunas personas experimentan irritabilidad, dificultad para concentrarse, desgano, depresión, y otras muestran signos de dolores musculares, insomnio, palpitaciones y ansiedad.

El síndrome post vacacional, como lo llaman los psicólogos, es un malestar generalizado que padece una persona al regresar al trabajo luego de un período de descanso. Si bien también se experimenta cada lunes tras el fin de semana, en el caso de las vacaciones los síntomas son más agudos (al haber pasado más tiempo sin trabajar).

Cómo evitar sentirte mal al regresar al trabajo. Síntomas del síndrome post vacacional. Cómo lidiar con el síndrome post vacacional

© Depositphotos.com/photography33

Imagen 1. Relájate. Para prevenir el síndrome post vacacional no intentes hacer todo el mismo día del regreso al trabajo

Las personas que más sufren de este síndrome son los hombres y mujeres entre los 30 y los 45 años, en su mayoría oficinistas que cumplen el horario de 9 a 18 de lunes a viernes en sus empleos. En esta franja etaria es cuando más obligaciones personales y profesionales tienen.

Durante las vacaciones los horarios se modifican, no solemos cumplir reglas ni estamos pendientes del reloj. Las actividades son agradables y no tenemos problemas en quedarnos hasta tarde o levantarnos más temprano que de costumbre para hacer una excursión. El problema comienza durante el viaje de regreso, y se acentúa el primer día de trabajo, el momento más traumático. Las cosas pueden empeorar según cómo nos llevemos con los compañeros, qué tanto nos gusta o disgusta el empleo, cuántas obligaciones tengamos, el puesto que ocupemos, las horas que trabajamos, etc.

5 tips para prevenir el síndrome post vacacional

Para poder atravesar mejor este momento, ten en cuenta estos consejos para prevenir el síndrome post vacacional:

1. Organiza el regreso con tiempo: Muchas personas cometen el error de quedarse en el destino hasta el último día, viajar por la noche y a la mañana ir directamente al trabajo. Es recomendable pasar uno o dos días de adaptación en la casa, retomar de a poco la rutina, para no generar un cambio brusco en la mente y el cuerpo.

2. Evita volver a la monotonía un día lunes: Todos sabemos que es el más odiado de la semana. Si regresas a la oficina un miércoles, por ejemplo, sólo tendrás que trabajar 3 días antes del fin de semana. Esto ayudará a disminuir el impacto que generan los primeros días de regreso a la vida laboral tras las vacaciones.

3. Reparte las vacaciones: Si tienes la posibilidad, divide las vacaciones en dos salidas anuales. Esto tiene sus ventajas y desventajas, por supuesto. Si bien la mitad de los días a veces no alcanza para hacer un viaje a un lugar lejano, lo cierto es que de esta manera tendrás que esperar menos tiempo para irte de vacaciones, reduciendo la espera y el shock que genera el descanso.

4. No quieras hacer todo el primer día: Si quieres prevenir el síndrome post vacacional, no intentes resolver en una jornada lo que no se hizo en dos semanas. Seguro tendrás problemas por tu ausencia, lo importante es que retomes las labores de a poco, paulatinamente. No quieras abarcar todas las obligaciones desde el día 1, y esto incluye no sólo al trabajo, sino también a las actividades personales, como por ejemplo la universidad, la rutina en el gimnasio, etc.

5. Piensa en positivo: En lugar de lamentarte por que has vuelto al trabajo... ¡Agradece que tienes empleo y que cuentas con la posibilidad de irte de vacaciones! Valora el tiempo de descanso, busca el lado optimista de las cosas, ten en cuenta que esos días fuera te ayudaron a estar más tranquilo y a recuperar las energías.

Si bien puede ser cierta la frase que indica “nadie necesita más vacaciones que el que acaba de tenerlas” también debemos saber apreciar la vida en todo momento. Es decir, no esperes a ser feliz sólo en las dos semanas que te tocan de receso, sino todos los días. Aprovecha los fines de semana largos para hacer un viaje corto, organiza salidas cuando terminan tus obligaciones, y sé agradecido por lo que tienes, por más de que el trabajo no te encante y te gustaría estar para siempre tumbado al sol en una isla desierta.

Para prevenir el síndrome post vacacional, nada mejor que seguir los consejos de este artículo. Feliz viaje y feliz regreso a la rutina.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Prevenir el Síndrome Post Vacacional, te sugerimos que visites nuestra sección Salud Mental.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social