Cómo prevenir el dolor de espalda

Consejos para evitar el dolor de espalda

Una condición tan molesta como habitual en nuestros tiempos: el dolor de espalda. La mala posición, la falta de adecuado descanso y ejercicio, sumado a una alimentación menos que suficiente y a una hidratación diaria escasa, además del estrés y de un organismo debilitado en reglas generales, son el escenario perfecto para su aparición.

Aprende a prevenir los dolores de espalda y a mejorar su molesta sensación con técnicas simples, fáciles de aplicar, y completamente efectivas.

Causas del dolor de espalda

Además de lo que ya mencionamos (la alimentación, la postura, el estrés y demás) hay otros factores que pueden provocar dolor en la espalda. Estas son algunas de las condiciones más habituales que propician su aparición:

  • El sedentarismo y la falta de ejercicio y movilidad.
  • La edad: A partir de los 35 años aparecen los "achaques", consecuencias de la mala postura y el pobre cuidado del cuerpo en los años anteriores.
  • El sobrepeso: Una dieta alta en grasas y el mayor peso del cuerpo se sienten en la espalda. También se sufre en el embarazo.
  • Enfermedades y herencias: La transmisión o propensión de padecer condiciones como artritis, inflamaciones, la presencia de enfermedades como cáncer de pulmón y la tos constante, producto del tabaquismo y de condiciones del cuadro respiratorio. Se suman a la lista espasmos, escoliosis, estenosis, tensión muscular, discos lesionados o herniados, accidentes, caídas, esguinces, fracturas y más.
  • La mala postura actual o pasada: sillas sin reposo para los brazos, encorvarse en lugar de posar la espalda en el respaldar, mantener la cabeza inclinada hacia adelante o atrás, etc.
  • La mala alimentación y nutrición: Un organismo carente de macronutrientes indispensables (vitaminas, minerales y otros) y con insuficiente consumo de agua al día está menos lubricado, sufre de mayores tensiones, tiene una barrera defensiva debilitada, y todo esto afecta a las vértebras de la columna y a los músculos de la espalda.
  • Malos movimientos y fuerzas: Causar tensión en los músculos de la espalda de manera inapropiada (como levantar peso usando la espalda en lugar de las piernas) y los malos movimientos y "tirones" provocan dolores e inflamaciones.

7 consejos para prevenir el dolor de espalda

1. Comienza el día estirándote cuando aun estás sentado en la cama, para liberar los músculos.

2. Practica ejercicios regularmente, para fortalecer tus músculos.

3. Aliméntate sanamente. Dos litros de agua por día, al menos, y suficientes frutas y vegetales te mantendrán activo y fuerte.

4. Cambia o regula la silla de trabajo para poder reposar los codos y apoyar bien la espalda detrás. Coloca cojines o toallas enrolladas para dar mayor apoyo lumbar, y levántate cada dos horas para mover el cuerpo y propiciar la mejor circulación sanguínea.

5. Duerme de costado o boca arriba, y rota el colchón cada tres a cuatro meses para mejorar tu postura de descanso.

6. Al caminar o estar de pie, lleva los hombros hacia atrás, eleva la cabeza para que tu mentón permanezca paralelo al piso, y cuelga los brazos a los lados. Respira profundamente y recuérdate mantener una buena postura: en sólo días se convertirá en un hábito natural.

7. Practica Yoga o haz actividades al aire libre para mejorar tu oxigenación y liberar la mente del estrés. Un hobby o una reunión con los amigos hace mejor al cuerpo y a la mente que cualquier medicamento.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo prevenir el dolor de espalda, te sugerimos que visites nuestra sección Trastornos y malestares.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social