Cómo prevenir accidentes eléctricos en el hogar

Trucos para prevenir accidentes eléctricos

Muchos de los accidentes domésticos pueden evitarse, de manera sencilla y práctica, si tan sólo ponemos en marcha algunos consejos de seguridad. Esto incluye lo referente a la instalación de gas, al servicio sanitario y de aguas, y también a las instalaciones eléctricas.

Muchos de los accidentes eléctricos del hogar ocurren con los contactos y tomacorrientes. Por eso, nunca coloques aparatos de alto consumo en una misma boca, pues puede sobrecargar el sistema y causar un desperfecto, o dañar los aparatos. Cuando hagas la instalación, ten en cuenta la ubicación de aparatos y electrodomésticos para asegurarte de contar con cableado y bocas suficientes para todos, sin que den a un mismo tomacorrientes.

En lo posible, no dejes los artefactos eléctricos directamente en el piso, ya que de haber una inundación, una fuga de agua, o un simple accidente (desde una jarra de jugo que se cae hasta una mínima gotera del congelador) el riesgo de electrocución sería alto. Se minimizaría con sólo separar el electrodoméstico o el artefacto por una plancha de madera, de corcho o una base de cemento. Si puedes, utiliza tacos de madera de unos dos centímetros para levantar los elementos.

Revisión de la instalación eléctrica

Debemos revisar la instalación eléctrica regularmente, en especial luego de tormentas, lluvias, nevadas, granizos o fuertes vientos. Si tenemos cables a la intemperie (bien conservados dentro de pasacables u otros similares, siempre) debemos darles revisión constante, para asegurarnos de su buen estado. Al hacer la revisión, recuerda cortar el ingreso del suministro eléctrico desde la caja principal, para prevenir accidentes. Aprovecha para observar el medidor: si sigue corriendo, significa que hay una fuga eléctrica que debes encontrar. Luego de una inspección básica, y ya con el suministro activo, revisa tomacorrientes y también el funcionamiento de luces y artefactos.

Revisa también que los enchufes y los focos estén bien ajustados a su toma. Si hay niños en el hogar, usa tapabocas para cubrir las tomas eléctricas, y cintas plásticas para sujetar los cables, de modo que no queden colgando ni a su alcance.

Por último, para prevenir accidentes eléctricos en el hogar, recuerda apagar y desenchufar los aparatos que no estés utilizando, para minimizar tanto fugas eléctricas como potenciales accidentes (además de ahorrar consumo de energía). Como siempre, te recordamos nunca manipular artefactos o electrodomésticos descalzo o mojado: la prevención y la seguridad siempre deben ser prioridad.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo prevenir accidentes eléctricos en el hogar, te sugerimos que visites nuestra sección Seguridad.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social