Cómo preparar vino de ajo

El vino de ajo es muy útil para combatir diversas enfermedades y malestares. Veamos cómo prepararlo y en qué casos consumirlo para aprovechar todos sus beneficios.

Cómo preparar vino de ajo

Cómo preparar vino de ajo

¿Qué es el vino de ajo?

Puede sonar un tanto chocante, pero no se trata de un cóctel ni de una bebida licorosa. El vino de ajo es una cura que ayuda a mantener nuestro organismo en el mejor de sus estados. Se trata de un preparado a base de vino y de ajo, tal como dice su nombre, que resulta muy beneficioso para la salud.

Beneficios del ajo

El ajo es un ingrediente por demás útil en la prevención y tratamiento de numerosos malestares. Ayuda en el sistema circulatorio regulando la presión, en el sistema digestivo e intestinal facilitando la digestión y como tratamiento contra la acidez estomacal, y también es un gran aliado en el combate de diversas condiciones hepáticas.

El ajo es un eficiente depurador de nuestra sangre y de nuestro organismo, y ayuda también a mejorar nuestro sistema inmunitario como un aliado germicida y depurador. Si quieres conocer más sobre los beneficios del ajo para la salud, te recomendamos leer el artículo "Las propiedades el ajo".

Cómo preparar vino de ajo
Cómo preparar vino de ajo

"Para hacer vino de ajo no necesitarás de muchos ingredientes, tan sólo requieres de ajos y vino blanco, del varietal de tu preferencia."

Cómo hacer vino de ajo

Para hacer vino de ajo no necesitarás de muchos ingredientes, tan sólo requieres de ajos (blancos, rojos, de la clase y variedad que prefieras) y vino blanco, del varietal de tu preferencia. Te recomendamos elegir un varietal algo fuerte y de buen carácter, pues ayudará a disimular el sabor y aroma del ajo.

Para preparar este compuesto, pon de tres a cinco dientes de ajo finamente picados en medio litro de vino blanco, colocando ambos ingredientes en un frasco limpio y esterilizado, de cierre hermético. Tapa y deja macerar, en la nevera o en un sitio fresco y oscuro, por todo un día. Pasadas las 24 horas, tamiza usando un filtro de tela o colador fino, y coloca el líquido nuevamente en un frasco limpio y esterilizado. Consume hasta medio pocillo diario, rebajado en agua o solo, ya sea tibio o caliente.

"Consume hasta medio pocillo diario de vino de ajo, rebajado en agua o solo, ya sea tibio o caliente."

¿Para qué se usa el vino de ajo?

El vino de ajo se utiliza en casos hepáticos, pues ayuda a prevenir y solucionar cálculos, arenillas e infecciones. También es útil en casos de diabetes y hasta se presume una ayuda para prevenir el cáncer.

Lo cierto es que el ajo puede consumirse de diversas formas. Ya sea en crudo, cocido, hervido o en preparados como este.
Se trata de un singular bulbo muy útil para nuestra salud y bienestar, que bien vale la pena integrar a nuestra dieta diaria.